Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Se buscan traductores extranjeros para difundir la literatura vasca

San Sebastián 2016 y el Instituto Etxepare ponen en marcha el proyecto Itzultaile berriak

Aizpea Goenaga, Xabier Paya e Iñaki Iñuerrieta, durante la presentación de la iniciativa Itzultaile berriak.
Aizpea Goenaga, Xabier Paya e Iñaki Iñuerrieta, durante la presentación de la iniciativa Itzultaile berriak.

San Sebastián 2016 y el Instituto Etxepare han puesto en marcha el proyecto Itzultaile berriak para reclutar traductores extranjeros que se sumergirán en cursos intensivos de euskera para poder luego traducir a su lengua materna una obra de la literatura vasca de su elección. El proyecto está apoyado por Eizie, la Asociación de Traductores, Correctores e Intérpretes de Lengua Vasca, cuyo presidente, Iñaki Iñuerrieta, ha participado hoy en la presentación de la iniciativa junto a la directora del Instituto Vasco Etxepare, Aizpea Goenaga, y el director cultural de San Sebastián 2016, Xabier Paya.

Las tres entidades utilizarán las redes internacionales con las que trabajan para dar a conocer esta convocatoria, publicada hoy en el Boletín Oficial del País Vasco y que se cerrará dentro de un mes.

El objetivo es "universalizar" la literatura vasca a través de la traducción, ha destacado Aizpea Goenaga, por lo que la idea nace como "un viaje de largo recorrido", vinculado al legado que la Capitalidad Cultural quiere dejar cuando concluya 2016.

Se va a "capacitar" a unos traductores para que sirvan "de puente" a la literatura escrita en euskera y que ésta pueda ser traducida directamente de esta lengua a otros idiomas, ha señalado Paya. Se seleccionarán un total de ocho traductores, cuatro sin conocimientos de euskera y otros cuatro con un conocimiento bajo o medio de este idioma.

Los primeros realizarán una estancia de seis meses en Euskadi y los segundos de un mes, en una fecha aún por determinar, comprendida entre la segunda quincena de junio de este año y finales de marzo de 2016. Todos ellos acudirán a cursos intensivos en un barnetegi y se procurará que coincidan en sus estancias para "favorecer la convivencia, la colaboración y la creación de redes".

Los elegidos para la residencia de medio año recibirán una subvención para traducir una obra a una lengua que no sea el castellano y buscar un editor. Además, los ocho traductores participarán, en otoño de 2016, en un taller en Tabakalera organizado por Eizie, en el que "formarán pareja" con algunos escritores vascos, que incluye además una programación específica en colaboración con centros educativos y culturales de la capital guipuzcoana.

Xabier Paya ha destacado que otro de los objetivos de este proyecto es "desmontar" el prejuicio sobre la dificultad que conlleva el aprendizaje del euskera, que "no es más difícil" que el de cualquier otra lengua. Ha asegurado que seis meses es tiempo suficiente para que profesionales como los traductores conozcan una lengua, que además solo van a tener que manejar de forma "pasiva", ya que no van a necesitar hablarla. Ha precisado que hay experiencias similares que lo demuestran y ha puesto como ejemplo a los intérpretes de la ONU, que en tres meses se preparan para un nuevo idioma.