Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre con la sangre de tinta

Una exposición muestra el colosal trabajo del fotoperiodista Enrique Meneses

Cassius Clay (más tarde Muhammad Alí) leyendo sus poesías en un bar de Nueva York.
Cassius Clay (más tarde Muhammad Alí) leyendo sus poesías en un bar de Nueva York.

Cuando Fidel Castro y Che Guevara, de verde oliva y barba asilvestrada, iniciaron la Revolución Cubana en Sierra Maestra, Enrique Meneses (Madrid, 1929-2013) estaba allí. Meneses era el primer corresponsal extranjero en llegar a los barbudos, en 1958, y dio buena cuenta de ello en legendarias fotografías en blanco y negro que se publicaron en la revista Paris Match con gran repercusión mundial.

Meneses, fotoperiodista y redactor, estuvo en muchos otros lugares, siempre con el fin de contar lo que pasaba a sus semejantes. En sus fotografías desfilan buena parte de los protagonistas del turbulento siglo XX: John F. Kennedy, Salvador Dalí, Bob Dylan, Luis Miguel Dominguín, Pablo Picasso, Cassius Clay, Nasser o Martin Luther King.

Una selección de 90 fotografías (y un audovisual) de Meneses puede verse a partir del jueves en la sala Canal de Isabel II de la Comunidad de Madrid, comisariada por el fotógrafo Chema Conesa. Parte la muestra sale de un libro titulado La vida de un reportero, publicado por La Fábrica. Meneses llamó a Conesa para que seleccionara algunas fotografías de entre su colección de negativos, pero el periodista falleció antes de que el volumen llegara a imprenta.

Dalí fotografiado por Meneses. ampliar foto
Dalí fotografiado por Meneses.

“Meneses era ante todo un periodista”, dice el comisario, “no se trata aquí de descubrir al gran fotógrafo, sino a alguien que tiene la pasión y la habilidad necesaria para estar allí donde tenía que estar. Al ver el libro da la impresión de que recoge la historia de la segunda mitad del siglo XX tomada por un grupo de fotógrafos, lo que sorprende es que un solo individuo estuviera en tantos lugares”.

Meneses se tomaba a sí mismo también como un aventurero. De hecho, redactó un Decálogo del aventurero. Ya comenzó con ese fervor cuando, antes de cumplir la mayoría de edad, en 1947, se enteró de la muerte de Manolete y tomó un taxi hasta la plaza de toros de Linares. “Fue allí, entrevistó a los médicos que trataron al torero y luego vendió la noticia a un periódico. Fue su primera noticia”, cuenta Conesa. “Ahí ya se ve su actitud: el taxi le costó cuatro veces más que lo que le pagaron”. Más tarde Meneses siempre abogó, ante los jóvenes periodistas, por viajar sin miedo al lugar donde están ocurriendo los hechos. “Les decía que no se comprasen pisos, que la esclavitud ya estaba abolida. Que era mejor utilizar el dinero para aprender idiomas y viajar”, recuerda Conesa.

Era un periodista multimedia avant la lettre. “Utilizaba la cámara como un medio para contar las cosas, sin preocuparse por la estética, como si fuera un lápiz”, dice el comisario, “eran tiempos en los que las reglas del fotoperiodismo todavía se estaban asentando y él utilizaba de forma inconsciente sus principios, sobre todo uno muy básico: cuanto más cerca, mejor”. Más tarde Meneses tendría experiencias en radio o televisión: lo importante era contar historias. Fundó agencias de noticias y llegó a dirigir la edición española de la revista Playboy.

La exposición se divide en varios apartados: en uno se recogen sus primeras experiencias en el Egipto de la revolución de Nasser y en la Guerra del Canal de Suez. Otro, muy nutrido, se dedica a su gran exclusiva la Revolución Cubana. Otros ahondan en el movimiento por los derechos civiles en Estados Unidos, las bodas reales o los retratos a estrellas de la cultura popular, como Cassius Clay, Henri Fonda o Peter O’Toole.

Falleció en 2013, ya octogenario, pero perfectamente adaptado a los blogs y redes sociales, y sin dejar de escribir columnas hasta el final. Un enfisema pulmonar que en los últimos tiempos le hizo depender de una bombona de oxígeno. Dentro de las venas decía Meneses que tenía la sangre de tinta… “y un poco de whisky”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram