PSOE y PP fracasan en la negociación para acordar la Mesa de la Cámara

Los socialistas quieren tres de los siete miembros y el PP aspira a dos

El secretario de Organización del PSOE, Juan Cornejo, en el Parlamento.
El secretario de Organización del PSOE, Juan Cornejo, en el Parlamento.Jose Manuel Vidal (EFE)

El segundo intento para formar la Mesa de la Cámara, a tres días de la constitución del Parlamento, acabó en fracaso. Los dos partidos mayoritarios, PSOE y PP, mantuvieron este lunes una nueva reunión que acabó sin acuerdo. Los socialistas esgrimen que sus 47 escaños de los 109 totales les permiten disponer de la presidencia, que no está en negociación, y de dos miembros más. De esta forma, el resto de partidos (PP, Podemos, Ciudadanos e IU) ocuparían un solo puesto. Sin embargo, los populares quieren dos miembros y el resto de grupos exigen estar representados.

La Mesa, compuesta por una presidencia, tres vicepresidencias y tres secretarías, se encarga de la organización del trabajo y del régimen y gobierno interior de la Cámara, incluyendo su presupuesto, donde se incluyen las remuneraciones de los diputados (3.820 euros de sueldo mínimo) de acuerdo a sus funciones. Además, debe aprobar la relación de puestos de trabajo, calificar, admitir y tramitar o rechazar la documentación parlametaria así como programar los plenos y comisiones de acuerdo con la Junta de Portavoces.

Este órgano es el que se mantiene bloqueado después de que, en solo una hora, se consumara el nuevo desacuerdo. “Ahora mismo la situación está en el mismo lugar en la que estaba en la última reunión que celebramos”, indicó la secretaria general del PP, Dolores López, quien representó a su partido en la negociación y acusó a los socialistas de negarse a “dialogar” y estar anclados en el “ordeno y mando”.

El mismo argumento utilizó el portavoz parlamentario del PP durante la pasada legislatura, Carlos Rojas, para justificar su rechazo a otro de los grandes puntos de desencuentro: la investidura de la socialista Susana Díaz como presidenta de la Junta. “Sólo ha pensado en tácticas partidistas y se ha olvidado de los ciudadanos y del diálogo. Díaz debe percatarse de que hay que ejercerlo día a día porque eso es lo que han demandado los andaluces en las urnas".

Tras culpar a la presidenta en funciones de haber “perdido el control sobre el sudoku que ella misma ha generado”, le instó "a que evite el absurdo de pedirle a otros que resuelvan su problema”, en relación a las demandas de responsabilidad lanzadas por la socialista para que se conforme el Gobierno lo antes posible.

El secretario de Organización del PSOE, Juan Cornejo, mantuvo la oferta de pacto institucional y reprochó a los populares que “no se enteren del resultado electoral”. “Los escaños que tiene son los que tiene [33]“, indicó Cornejo para defender que solo le corresponde un miembro en la Mesa. “Si el PP se vota a sí mismo, con los representantes que tiene, nada más que tiene un sitio”, insistió.

Para la elección de presidente, cada miembro del Parlamento escribirá un solo nombre en la papeleta y resultará elegido el que obtenga la mayoría absoluta. Si no la hubiera, se elegirá entre los dos diputados que se hayan acercado más a la mayoría o, en caso cuatro empates, el del partido más votado. Para la elección de los tres vicepresidentes y tres secretarios, cada diputado escribirá un nombre en la papeleta y resultarán elegidos quienes obtengan la mayoría de votos.

Cornejo aseguró que es posible un acuerdo entre las cinco formaciones políticas que les permita estar “cómodas” y sentirse “bien representadas”. “No es cuestión de que haya ordeno y mando, sino de que hay unos resultados electorales que marcan una representación parlamentaria que da el juego que da en una votación”, afirmó.

Sobre el pacto institucional a cinco bandas, tantas como partidos tendrán grupo en el Parlamento, el PSOE defendió que este es necesario y rechazó la petición de acuerdo solo con otra formación: “No podría ser a petición de un solo partido, sino fruto de un acuerdo”.

Para Ciudadanos, la composición de la Cámara no va a ser un “caballo de batalla”, aunque reclama que la “ pluralidad de las distintas fuerzas debe verse representada”. La misma “pluralidad” y “coherencia”, pide IU.

Sobre la firma

Raúl Limón

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense, máster en Periodismo Digital por la Universidad Autónoma de Madrid y con formación en EEUU, es redactor de la sección de Ciencia. Colabora en televisión, ha escrito dos libros (uno de ellos Premio Lorca) y fue distinguido con el galardón a la Difusión en la Era Digital.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS