opinión

Contundencia

Susana Díaz debe ser la primera interesada en una comisión de investigación sobre los cursos de formación

No habían declarado aún ante el juez, cuando ya estaban cesados de su cargo. Susana Díaz aplicó a rajatabla la promesa tantas veces repetida: ser contundente contra los corruptos (presuntos, incluidos).

Habían pasado solo unas horas desde que la Guardia Civil detuviera a Eduardo Muñoz y Aurora Cosano, delegados de Economía de la Junta. La juez Mercedes Alaya ordenó su detención y la de otros 14 ex altos cargos, acusados de malversación, prevaricación y fraude de subvenciones en los cursos de formación. (Posteriormente fueron puestos en libertad con cargos). Seguía engordando el sumario de 34.000 folios investigado por Alaya y otros 17 juzgados de la comunidad. Se indaga el uso dado a 3.000 millones de euros del presupuesto.

La noticia llegaba mientras los partidos de la oposición meditaban el sentido de su voto en la sesión de investidura de Susana Díaz. Sería incalificable que todos votaran en contra, provocando la convocatoria de nuevas elecciones. Confiemos en que prime el sentido común.

Salvado ese escollo, el caso de los cursos de formación será uno de los primeros problemas para la presidenta. Como es lógico, la oposición ha hecho y hará de ese presunto masivo fraude uno de sus objetivos políticos en el Parlamento. Todos los partidos, los viejos y los recién llegados, apoyan una comisión de investigación. Están en su derecho. Independientemente de la vía judicial, la ciudadanía quiere saber qué ha fallado en el control de tan cuantiosos fondos y quiénes son sus responsables políticos.

La oposición cuenta con mayoría en la Cámara para imponer esa comisión. El PSOE debería, no solo admitirla, sino apoyarla. Díaz tiene la oportunidad de demostrar que cuando habla de ser “contundente” con la corrupción no es de boquilla. Que realmente cumple su palabra y actúa en consecuencia.

Además, daría una lección a Mariano Rajoy, que se niega sistemáticamente a que el Congreso investigue la trama de corrupción más importante registrada en España, la Gürtel.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Hay un antecedente: la comisión de investigación de los ERE en el Parlamento de Andalucía, que no resultó tan catastrófica para el PSOE. Aunque al final, por el desacuerdo PP-IU, no se llegó a la conclusión que algunos habrían deseado, si permitió a los ciudadanos escuchar a los expresidentes Chaves y Griñán y a varios consejeros declarar durante horas ante el comité investigador.

Si Díaz quiere iniciar un nuevo mandato con autoridad moral en el tema de la corrupción, debería ser la primera interesada en que el asunto de los cursos de formación sea analizado en profundidad por el Parlamento. Que es quien tiene que controlar el uso adecuado de los fondos públicos. Y pronunciarse y actuar con contundencia. Como ha actuado Díaz cesando a los delegados de la Junta detenidos.

@JRomanOrozco

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS