Urkullu revisa las previsiones de crecimiento al alza, hasta el 2,3%

El lehendakari revisa al alza las previsiones de crecimiento de la economía del 1,7% al 2,3%

Iñigo Urkullu, durante el foro económico de este lunes en Bilbao.
Iñigo Urkullu, durante el foro económico de este lunes en Bilbao.LUIS TEJIDO (EFE)

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha revisado hoy al alza las previsiones de crecimiento de la economía vasca para este año, del 1,7% anterior al 2,3%, un incremento que permitiría reducir la tasa de paro en Euskadi al 13,7%.

El Gobierno vasco preveía una subida del 1,7% del PIB para 2015, aunque se esperaba una revisión al alza en línea con la que se ha realizado en la economía española, donde la semana pasada el Banco de España elevó al 2,8% sus cálculos para todo el Estado. Hoy, Urkullu ha elevado la previsión al 2,3% para este año y "algo superior" para el 2016. No había previsiones de crecimiento tan elevadas desde el año 2007, último antes de la crisis financiera y de deuda en España y Europa. El año pasado la economía vasca ya creció el 1,2% real.

El lehendakari ha hecho este anuncio en el Foro de Expectativas Económicas organizado por el periódico El Correo, en el que ha participado como ponente. "Voy a ser positivo, lo hemos pasado mal y hoy me van a permitir dibujar una sonrisa ante el futuro", ha dicho ante los asistentes. "Saben que no soy dado a las grandes euforias, ahora bien, tengo la convicción de estamos en la buena dirección, económica, social y política", ha agregado.

Gracias a este crecimiento del 2,3%, Urkullu ha adelantando que el crecimiento del empleo neto a tiempo completo puede alcanzar el 1,3%, lo que permitiría cerrar este año reduciendo el paro hasta el 13,7%.

El lehendakari ha declinado entrar en comparaciones con el crecimiento previsto para el conjunto de España, donde se espera que el incremento sea aún mayor, con un mensaje contra los recortes: "Aunque lo hagamos más lentamente, vamos a salir de la crisis juntos". "Podíamos haber generado una brecha social, pero no. Nosotros tenemos un estado de bienestar que necesita ser preservado", ha justificado.

Urkullu ha recordado que el PNV votó en contra de la reforma laboral, "que ha generado inseguridad e incertidumbre, frente a lo que debía haber generado, que era empleo". "No es bueno compararnos con el conjunto de España", ha insistido, porque "hay varias diferencias: El peso del sector servicios es mucho mayor en España, la calidad del empleo y la estacionalidad son diferentes; lo importante en Euskadi es intentar recuperar el 24% del peso de la industria en el PIB que tenía".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La conclusión del lehendakari es que "el cambio de ciclo es inequívoco en Euskadi". Urkullu ha destacado que, a pesar de la crisis, durante los años 2013 y 2014, los dos primeros de su mandato, "hemos apuntalado el estado de bienestar en Euskadi". "Es evidente que hemos sufrido los rigores de la crisis, pero hemos logrado consolidar los servicios básicos esenciales, educación, sanidad y protección social", ha ensalzado.

Todo esto se ha hecho con "rigor", ya que Euskadi es la segunda comunidad menos endeudada del Estado y ha cumplido con el límite de déficit, y "sensibilidad", porque "debemos salir juntos de la crisis. El sentido de nuestro gobierno es el compromiso con las personas". La tercera idea que ha lanzado Urkullu es que se han sentado las bases para un crecimiento sostenido.

Además de recordar los planes de fomento de la economía puestos en marcha por su gabinete, Urkullu ha destacado la capacidad de llegar a acuerdos políticos en Euskadi. "Creo que la concertación de políticas, pese al complicado escenario institucional y parlamentario, ha sido fundamental. Lo conseguido hasta ahora es un mérito colectivo". ha apuntado.

El último mensaje ha sido para los empresarios, defendiendo un nuevo modelo de empresa capaz de adecuarse a la realidad global, de combinar flexibilidad y seguridad, de invertir en formación y favorecer la participación, que reconozca a las personas "no como mano de obra sino como componentes esenciales de un proyecto común".

Urkullu ha recordado que en ocasiones han recibido críticas por falta de apoyo ante situaciones de cierre o deslocalización, cuando "muchas de las personas aquí presentes han conocido la labor silenciosa del Gobierno, codo a codo con la empresa".

El lehendakari ha concluido con un llamamiento: "Es el momento de invertir, de apostar, es el momento del empleo en Euskadi; mi llamamiento se basa en la confianza, la estabilidad y el compromiso. Se dirige a la empresa, a las personas que toman decisiones estratégicas, y un llamamiento a favor del empleo, muy especialmente a favor de la incorporación de la juventud a la empresa".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS