Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un alcalde del PP sube miles de euros los sueldos municipales

El secretario-interventor, que verá incrementada su nómina en 3.500 euros por ejercicio, asegura que la medida es legal

La oposición ve motivos electoralistas en el incremento y lo ha recurrido

El alcalde de Toén, segundo por la izquierda en la primera fila, durante el último congreso local del PP, en 2014.
El alcalde de Toén, segundo por la izquierda en la primera fila, durante el último congreso local del PP, en 2014.

En Toén, un pequeño municipio de 2.500 habitantes ubicado a las afueras de la ciudad de Ourense, el 2015, además de un carrusel de citas electorales, ha traído voluminosas subidas salariales de hasta 5.000 euros para algunos empleados públicos del Ayuntamiento. El gobierno local, controlado por el PP con mayoría absoluta, aprobó a finales del año pasado incrementos de miles de euros para el personal laboral y funcionario. Así, un trabajador social cobrará ahora 5.000 euros anuales más, al igual que un coordinador de obras cuya nómina crecerá en igual cantidad. Al secretario-interventor, el sueldo se le incrementará en 3.500 euros por ejercicio, mientras que un auxiliar de ayuda a domicilio y un auxiliar administrativo ingresarán 2.000 y 1.400 euros más al año respectivamente. Entre los trabajadores menos agraciados figuran otro administrativo que solo ingresará 38 euros más o un técnico al que se le recortan las retribuciones en 2.400 euros.

Todos estos cambios están bajo la lupa del Gobierno central. La oposición cree que incumplen la Ley de Presupuestos Generales del Estado en la que se estipula que los salarios públicos “no podrán experimentar ningún incremento respecto a los vigentes”, y por eso han planteado un recurso que ya ha llegado a la Abogacía del Estado. Al PSdeG-PSOE le parece “una táctica electoral” con la que pretenden aprovechar recursos públicos para beneficio del PP en los comicios locales de mayo. A petición de esta formación política, el secretario-interventor de Toén —uno de los trabajadores con sueldo creciente— emitió un informe en el que concluye que los incrementos se “ajustan a la legalidad” ya que responden a la adecuación de las nóminas a la relación de puestos de trabajo (RPT) que el gobierno local aprobó también a finales de 2014. Antes carecían de este instrumento regulador. El alto funcionario afirma que “están amparados por figurar en la RPT una valoración de los puestos de acuerdo con criterios objetivos, tratándose, por consiguiente, de una adecuación retributiva singular y excepcional”.

El alcalde, Amancio Antonio Cid, defiende que “no tiene sentido alguno” que se quieran beneficiar electoralmente con la medida porque “simplemente se trata de regular la actividad de los trabajadores de cara a la próxima corporación en base a la RPT y a los presupuestos que aprobamos sin que la oposición presentase alegaciones”. El regidor también asevera que no tuvieron una relación de puestos de trabajo hasta hace unos meses porque “era habitual que los ayuntamientos pequeños no contasen con ella”. “Puede haber diferentes opiniones, pero lo que sí tengo claro es que en ningún momento dudo de la profesionalidad del secretario municipal que dice en el informe que es totalmente legal”, matiza. Además, aclara que los sueldos del Ayuntamiento de Toén estaban por debajo de la media y que con estos cambios se asimilan a los de otras instituciones de similares características.