Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
HACIA EL FINAL DE ETA

Etxerat condena “la crueldad” del Gobierno y anuncia una manifestación

La organización exige la inmediata libertad de las cuatro personas detenidas este miércoles dentro de la Operación Pastor

Algunas de las personas que han participado en la rueda de prensa celebrada por Etxerat para denunciar la última operación de la Guardia Civil.
Algunas de las personas que han participado en la rueda de prensa celebrada por Etxerat para denunciar la última operación de la Guardia Civil.

El colectivo de familiares de presos de ETA Etxerat ha criticado hoy "la política de crueldad y el afán de venganza" del Gobierno español contra los reclusos y también contra sus allegados, y ha anunciado la celebración de una manifestación el sábado en San Sebastián en defensa de los derechos de ambos.

Los portavoces de Etxerat Maider Alustiza y Urtzi Errazkin han exigido "la inmediata puesta en libertad" de los cuatro detenidos ayer, en una operación policial contra el entramado de apoyo a los presos de la banda terrorista, en una rueda de prensa ofrecida en el el frontón del barrio de El Antiguo, de San Sebastián, a la que han asistido varios cientos de personas.

Los dirigentes de la izquierda abertzale Rufi Etxeberria, Joseba Permach y Juan José Petrikorena, así como la juntera guipuzcoana de Aralar, Maite Sarasua, han sido algunos de los asistentes al acto.

Los portavoces de Etxerat han asegurado que ayer mismo miembros de este colectivo mantuvieron una reunión con "diferentes organismos políticos y sociales" vascos y, "tras acordar un texto", decidieron convocar una marcha el próximo sábado a las cinco de la tarde desde el estadio de Anoeta, bajo el lema Por la defensa de los derechos de los presos y sus familiares. Solidaridad.

El escrito acordado llama a participar en esta marcha como forma de "compromiso activo para frenar la voluntad de cerrar puertas a la resolución, al respeto a los derechos de todos y a la paz". El texto está suscrito por partidos como Sortu, Aralar, EA o Alternatiba, sindicatos como ELA, LAB o HIRU, y organizaciones de diversos ámbitos como Euskal Herrian Euskaraz o Elkartzen, además de la propia Etxerat y del colectivo de médicos que asisten a presos, Jaiki Hadi, a los que pertenecían los detenidos de ayer.

En la comparecencia, los portavoces de Etxerat han asegurado que hace algunas semanas tenían "signos inequívocos" de que esta asociación "había pasado a ocupar el centro de la diana que antes han ocupado otros colectivos comprometidos con la solidaridad de los represaliados y la defensa de sus derechos".

Han agregado que el reciente encuentro de sus representantes con el lehendakari y también con grupos parlamentarios europeos "había desatado una campaña político mediática de gravísimas acusaciones" contra ellos", cuyas consecuencias "eran previsibles".

Alustiza y Errazkin han condenado "la política de excepción devastadora" que, a su juicio, practica el Gobierno del PP "no sólo" contra los reclusos de ETA sino también contra sus allegados y que busca y consigue "sufrimiento y dolor" de éstos últimos.

Pese a ello, han subrayado que su "compromiso está con la resolución y la paz", con el fin de que "nada de esto se repita nunca más" y nadie "tenga que sufrir" como ellos.