Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una empresa investigada abonó un viaje de lujo a José Bono

La Cóndor revela una estrecha relación entre el expresidente de Castilla-La Mancha y la cadena turística InterRías, donde recalaban viajeros del Imserso de esta comunidad

Los investigadores de la Operación Cóndor tratan de saber cuál era la relación que unía al exministro socialista y expresidente de Castilla-La Mancha José Bono con los responsables de la empresa turística InterRías, una de las implicadas en la supuesta trama de delitos contra la Hacienda Pública, blanqueo, falsedad documental, cohecho y tráfico de influencias. El político asistió a la inauguración de uno de los hoteles de la cadena, el Carlos I de Sanxenxo, y, según han podido comprobar los agentes de Aduanas, en los establecimientos de esta firma recalaba gran cantidad de viajeros dentro de un programa de excursiones para mayores de la comunidad castellano-manchega.

Según fuentes del caso, InterRías llegó a pagar la estancia de Bono y tres personas más en el Gran Talaso Hotel Sanxenxo, otro de los negocios del grupo empresarial. Según las mismas fuentes, abonó también sesiones de masajes, servicios extra y los gastos de desplazamiento por más de 3.000 euros.

InterRías y Monbus colaboran desde hace tiempo en los negocios. Aunque los seguimientos y escuchas telefónicas se llevaban a cabo desde hacía tiempo, no estaba previsto que saltase la operación tan pronto. Lo que precipitó el operativo fue una de las habituales llamadas entre responsables de Monbus e InterRías en la que concertaron una cita supuestamente para que esta firma entregase a Raúl López el último pago por un negocio a medias. En el momento del arresto, el miércoles pasado, se incautaron 80.000 euros en metálico, la cantidad que presumiblemente había recibido en negro el dueño de Monbus. Al día siguiente, en los registros en dos de los tres hoteles del grupo, La Asturiana y Carlos I, se hallaron más de millón y medio en cajas fuertes y un zulo.