Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona cambia el disco de la carga y descarga por una ‘app’ de móvil

El nuevo sistema de aparcamiento de los transportistas será reemplazado definitivamente en julio

La aplicación ya se puede descargar para móviles Android y iPhone.
La aplicación ya se puede descargar para móviles Android y iPhone.

Atención a los transportistas o profesionales que utilizan las 9.000 plazas de carga y descarga de Barcelona: después de 14 años, el Ayuntamiento ha iniciado el proceso de sustitución de los discos horarios de cartón que permitían aparcar durante media hora por una aplicación de móvil. Será una de las primeras implantaciones reales y masivas del concepto smart city: un elemento básico para el funcionamiento diario de la ciudad que hasta ahora era analógico (un disco de cartón), comienza a sustituirse por una aplicación digital (una app).

No es un salto menor: afectará a las 45.000 operaciones de carga y descarga que cada día se producen en Barcelona. Por cierto, la carga y descarga ya no se llamará así: ahora se llama áreaDUM (Distribución Urbana de Mercancías).

El Ayuntamiento no multará a los transportistas hasta el mes de julio

La aplicación (cuya base es la del área verde aparcaB) ya puede bajarse para móviles Android y iPhone en la web www.bcn.cat/area y como en el disco horario pueden registrarse todos los propietarios de camiones, furgonetas o vehículos de carga de dos plazas, además de empresas que gestionan flotas. El nuevo sistema funciona como el disco: al llegar el transportista marca el número de plaza y la app (que tiene un sistema de geolocalización) comienza la cuenta atrás de la media hora que tiene para descargar y marcharse. Para los transportistas que no tengan smartphone hay la opción de utilizar SMS

Hasta el 1 de julio coexistirán los dos sistemas. ¿Y cuál deberán utilizar los transportistas? El que indique la señal de tráfico de cada plaza de carga y descarga: si todavía hay el cartel antiguo, que se refiere al disco de cartón, pues este; si la plaza ya es de las nuevas y la señal indica "validación vía telemática obligatoria", la nueva. Por ahora, el Ayuntamiento no multará las infracciones y se limitará a informar.

Durante la transición, las señales marcarán si hay que usar el disco o la app

El Ayuntamiento ha subrayado este martes durante la presentación de nuevo sistema que, al poder monitorizar cada movimiento en cada una de las plazas de carga y descarga, permitirá mejorar la distribución de mercancías. "Esto no es una varita mágica", ha insistido el director de servicios de Movilidad del Ayuntamiento, Adrià Gomila. "Pero permitirá conocer al detalles si en una zona hay una cifra de plazas sobredimensionada o en otros lugares están saturadas", por ejemplo. El buen o mal funcionamiento de la carga y descarga repercute a toda la ciudad, ha subrayado: a los propios profesionales que distribuyen mercancías, al resto de los actores del tráfico y al uso del espacio público en general.

Las 9.000 plazas de carga y descarga existentes tienen una ocupación media del 68%, ha indicado Gomilla. Y en un tercio de los casos, se utilizan de forma fraudulenta. Lo que quiere decir que las plazas las utiliza un turismo; que lo hace un transportista sin disco; o con disco pero habiendo superado el límite de tiempo.

Del desarrollo de la aplicación se ha encargado la empresa pública BSM. Su director de aparcamientos, Antoni Roig, ha explicado que los 350 vigilantes no multarán por ahora a los transportistas que hagan un uso incorrecto del sistema. Tampoco se multará a distancia (lo que permitiría el sistema) sino que lo harán solo los vigilantes comprobando las infracciones in situ.