Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un centro cultural a la americana

American Space inaugura su segunda sede en España en el centro de Madrid

El embajador Costos junto a Jean Choi, directora del ASM y Margery Resnick, presidenta del IIE. Ampliar foto
El embajador Costos junto a Jean Choi, directora del ASM y Margery Resnick, presidenta del IIE.

Jimmy soñaba con trabajar en Boston, pero nunca lo consiguió. “Hice una entrevista de trabajo y el presidente de la compañía me llamó; me contrataron, pero en la sede de Nueva York”, relata James Costos. Al embajador de Estados Unidos para España y Andorra ya poca gente le llama Jimmy, pero el diplomático aprovechó la inauguración de la nueva sede del American Space en Madrid, el pasado 9 de marzo, para rememorar su juventud y “la importancia de perseguir nuestros sueños”. Ante una audiencia compuesta por estudiantes, representantes del mundo de la cultura, periodistas y algún que otro diplomático, Costos presentó la programación cultural de la nueva delegación madrileña de esta institución cultural.

“Necesitamos aprender los unos de los otros; comprender mejor nuestras culturas e idiomas. Sobre todo nosotros que tenemos una larga historia compartida”, declaró Costos en referencia a las relaciones entre EE UU y España. Este espacio, una especie de Instituto Cervantes a la estadounidense, que cuenta con 700 sedes en 196 países del mundo, atrajo el año pasado en todas sus delegaciones a más de 16 millones de personas. La oficina madrileña está financiada por el Departamento de Estado, que para este lanzamiento ha aportado 45.000 dólares (42.000 euros), y el propio Instituto Internacional. “Ambas instituciones unen sus esfuerzos para fomentar el intercambio cultural”, dijo Margery Resnick, presidenta del IIE, que se instaló en España a finales del siglo XIX.

El programa American Space posee 700 sedes
en 196 países

Cinco áreas de acción concretan la acción del American Space: aprendizaje del inglés, asesoría educativa sobre estudios en Estados Unidos, programas culturales, actividades con alumnos de los programas del Departamento de Estado (programa Fulbright o International Visitors Program) e información sobre Estados Unidos. Todas las actividades culturales son gratuitas y abiertas al público.

La visita del embajador Costos fue el primero de una serie de eventos inaugurales que se van a celebrar en la sede de la calle Miguel Ángel hasta el próximo lunes. Hoy se proyecta la película muda estadounidense de 1923 Safety Last! (El hombre mosca), protagonizada por Harold Lloyd, acompañada de música en vivo (el piano de Sonía Megías). Mañana, todo el Instituto Internacional se vuelca en un evento de lectura de cuentos bilingüe. “Lo bueno de que el American Space tenga la sede en el Instituto Americano es que podrá hacer uso de sus instalaciones”, apuntó Jean Choi, directora del American Space Madrid. Además, el próximo lunes tendrá lugar la feria de educación superior EducationUSA, que ofrece la oportunidad de conocer a varios representantes de distintas universidades estadounidenses y obtener información sobre cómo estudiar en Estados Unidos.

“Es emocionante poder estar presente en la apertura del segundo centro en España”, dijo el embajador poco antes de cortar una cinta con la bandera estadounidense serigrafiada y oficializar la apertura del nuevo espacio, que tendrá su sede en el Instituto Internacional (IIE; Miguel Ángel, 8). Hasta 2013, en España no había ningún centro del American Space; fue Costos quien la presentó en Valencia. “Una de las actividades más interesantes que han realizado allí ha sido la limpieza de las playas valencianas. Con esos restos de basura, los estudiantes crearon obras de arte recicladas”, cuenta con orgullo el diplomático, reconocido apasionado del arte.

“¿Alguien tiene una pregunta para el embajador?”, anima Choi a la sala. Varias manos se alzan y una estudiante toma la palabra: “¿Qué le anima a levantarse cada día para ir a trabajar?”. “Tengo un trabajo grandioso; me dedico a mejorar y dar valor a las relaciones entre mi país y España”, contestó Costos. El joven Jimmy nunca pensó en ser embajador de su país: “Fue algo que apareció en mi vida”, dijo Costos. “Es un trabajo con una gran responsabilidad, pero de joven aprendí que cuando te dan una oportunidad hay que seguir adelante. Y justamente American Space Madrid es un lugar de oportunidades”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram