Cerrada al marisqueo la ría de A Coruña por el nivel de hidrocarburos

Los mariscadores alertan de que es el segundo cierre en un mes Los análisis del agua han detectado niveles de estas sustancias superiores a los que marca la legislación

Queda prohibido al menos durante una semana el marisqueo en A Coruña. Su ría, desde la Torre de Hércules hasta la localidad de Mera, incluyendo O Burgo, quedó este lunes cerrada por segunda vez en un mes al registrarse niveles de hidrocarburos por encima del límite fijado por la UE. No se conoce el origen de esta contaminación. Queda descartado en principio que sea por culpa de un sentinazo, esto es un barco que haya limpiado sus tanques vertiendo ilegalmente al mar.

 Pero la investigación para descubrir cómo se produce se centra en la periodicidad de esta contaminación bien específica, que se repite “en determinadas épocas del año”, confirmó la conselleira do Mar, Rosa Quintana. Y son “determinados hidrocarburos” los que se disparan por encima de los límites legales. Las indagaciones para dar con el foco se extienden hasta la ría de Ares. Son varios los puntos, según Quintana, en los que se exceden los valores máximos. “Se ha venido detectando desde 2014 que, dependiendo en qué época del año, se incrementan estos límites”, explicó. Y aseguró que hay un grupo de trabajo para indagar el origen del vertido que vuelve a enviar al paro técnico a los mariscadores por lo menos durante una semana. Es lo que se tarda, más o menos, reconoció Quintana, en obtener los resultados de las muestras de agua de la ría.

La conselleira aseguró que, al igual que en toda zona pesquera cerrada por contaminación, se reforzó la vigilancia contra el furtivismo. Pero no es una noticia que tranquilice, sino todo lo contrario, a los mariscadores, cuya ría es especialmente golpeada por la extracción ilegal. El número de furtivos ha vuelto a aumentar en la ría de O Burgo.

La presencia de hidrocarburos en las aguas “pueden ser un peligro para la salud”, alertó el portavoz de los mariscadores a pie, Manuel Baldomir. Hizo hincapié además en las grandes pérdidas que supone para el sector este segundo cierre en un mes. En febrero, durante dos semanas, también quedó prohibida la actividad pesquera por el mismo motivo. Unido esto al furtivismo y la escasez de bivalvos, el marisqueo está bajo mínimos este año, recordaron los profesionales. Baldomir destacó la periodicidad de estos “repuntes” además de la gran extensión de costa afectada. “Igual viene de alguna empresa que trabaja con hidrocarburos y que tiene algún problema con su tubería”, aventuró.

“Puede ser cualquier cosa”, manifestó, por su parte, el presidente de la Autoridad Portuaria de A Coruña, Enrique Losada. Pidió tiempo para investigar “sin hacer especulaciones” el origen del vertido. Y recordó que en alguna ocasión anterior, fue “el vandalismo” el que hizo dispararse los niveles de hidrocarburos en las aguas coruñesas.

 

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS