Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
relaciones laborales

CC OO acusa a Confebask y a ELA de la “voladura” de la negociación colectiva

Sordo reitera que el sindicato va a seguir defendiendo los convenios sectoriales provinciales sin renunciar a los de empresa

El secretario general de CC OO de Euskadi, Unai Sordo, ha responsabilizado este viernes a la patronal vasca, Confebask, y al sindicato ELA, de propiciar una "voladura controlada" de la negociación colectiva en Euskadi. Ha reiterado también que CC O de Euskadi va a seguir defendiendo los convenios sectoriales provinciales, aunque "no le vamos a volver la cara a la negociación en las empresas, porque no es algo que este en contraposición con lo otro".

El líder de CCOO ha señalado que lo que ocurre en Euskadi con la negociación colectiva, que se encuentra estancada desde hace años, no se explica "ni de lejos" por la entrada en vigor de la Reforma Laboral del PP, aunque ha reconocido que ésta ha contribuido a "dinamitarla".

El secretario general de CCOO de Euskadi ha opinado sobre la situación actual de la negociación colectiva vasca, en conferencia de prensa junto al responsable confederal de Acción Sindical, Ramón Górriz, y la secretaria de Acción Sindical de la central en Euskadi, Mari Cruz Vicente.

"Estamos asistiendo -ha explicado-, a la voladura controlada de la negociación colectiva de ámbito vasco por parte de una patronal absolutamente inconsistente en sus planteamientos (en referencia a Confebask, aunque sin citarla) y de un sindicalismo corporativista que aspira a hacer negocio de la desaparición de la negociación colectiva sectorial, fundamentalmente, provincial (en referencia a ELA)".

"Alguien que aspira a hacer negocio de la negociación colectiva -ha agregado-, necesita que ésta no dé cobertura a la inmensa mayoría de los trabajadores igual que quien quiere hacer negocio de la Sanidad necesita que ésta no sea universal".

Sordo ha insistido en que se bloquea la negociación colectiva en Euskadi porque "hay una voluntad prefijada por parte de una patronal absolutamente carca y unos sindicatos, que se llaman ELA y LAB, que aspiran a dejarnos sin negociación colectiva en Euskadi".

Ha acusado a la patronal Confebask de no estar por "asumir compromisos" en materia de negociación colectiva y de limitarse a hablar "de pájaros y flores". "Ya basta de verborrea sobre remar juntos y la empresa de las personas e intentar de ir de patronal moderna cuando tienen un modelo de relaciones laborales propio de países del suroeste asiático", ha espetado por último.

La secretaria de Acción Sindical de CCOO de Euskadi, Mari Cruz Vicente, por su parte, ha aportado datos sobre la situación de los convenios colectivos de carácter sectorial y provincial en 2014 que ha calificado de "preocupante" porque de los 114 que existen, 53 han decaído, 38 tienen prorrogada su vigencia y sólo 23 siguen vigentes en estos momentos.

De los 38 que tienen prorrogada su vigencia, ha advertido, 21 finalizaron su vigencia en diciembre de 2014 y 17 llevan varios años sin negociar, aunque siguen en activo porque tenían recogida en sus cláusulas la vigencia indefinida.

Respecto a los convenios de empresa nuevos negociados ha indicado que de los 26 que se negociaron en 2012, se pasó a 80 en 2013 y a 115 en 2014, lo que no deja de suponer "unas gotas de agua en medio de la inmensidad del tejido industrial vasco".

Mari Cruz Vicente ha informado también de que de los 475.013 empleados vascos con convenio colectivo, algo más de 76.000 asalariados vascos (el 16,4 %) tienen su convenio decaído y no disponen de un convenio de ámbito superior de referencia. Casi 174.000 (el 36,6 %) tienen el convenio con su vigencia prorrogada y, por tanto, no tienen actualizadas sus condiciones laborales, y 225.156 (el 47 %), tienen sus convenios vigentes.

En 2014, la negociación colectiva fue "escasa" porque de los 225.156 trabajadores con convenio vigente, sólo el 13 % lo negociaron y firmaron el pasado ejercicio. Respecto a los incrementos salariales pactados en 2014, ha reconocido que fueron "sensiblemente inferiores" a los negociados en 2013, al pasar de incrementos del 1,15 % de media hace dos años, al 0,90 % del año pasado.