Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gamesa duplicó sus beneficios en 2014 hasta 92 millones de euros

La empresa prevé retomar la política de dividendos (0,0825 euros por acción)

Gamesa finalizó el ejercicio 2014 con un beneficio neto de 92 millones de euros, el doble de las ganancias registradas el año anterior (45 millones). Esta mejora refleja el crecimiento rentable de la compañía, impulsado por el aumento de las ventas (+22%) y de la rentabilidad (margen Ebit1 del 6,7%).

Según la compañía, estos resultados le permiten superar los objetivos comprometidos para 2014 y mejorar sus perspectivas para 2015, así como retomar la política de dividendos (0,0825 euros por acción). Para 2015 estima alcanzar un volumen de actividad de entre 2.800 MWe-3.100 MWe, con unas ventas de entre 3.150 y 3.400 millones de euros y un margen Ebit 8%.

En 2014, las ventas de la compañía ascendieron a 2.846 millones de euros, un 22% más que en 2013, apoyadas por el crecimiento de las dos áreas de actividad de Gamesa: la fabricación de aerogeneradores (+22%) y los servicios de operación y mantenimiento (+19%).

Registró un mayor volumen de actividad que en 2013 (+34%), hasta 2.623 MWe, impulsadas por la fuerte contribución de Latinoamérica e India, 34% y 26% respectivamente, y por la recuperación de Estados Unidos y China, con aportaciones del 15% y 9%.

La entrada de pedidos de 3,3 GW registrada en 2014 fue la mayor de los últimos cinco años, lo que sitúa el libro de pedidos a diciembre en 2.494 MW (+38%) y asegura comenzar 2015 con una cobertura del 64% sobre el volumen de ventas propuesto y un nivel de actividad importante para los próximos años.

Por su parte, las ventas de servicios de operación y mantenimiento, que aportan un 15% a los ingresos totales, aumentaron un 19% en el ejercicio, hasta 435 millones, con un margen Ebit del 12,7%.

Todo ello se ha traducido en un aumento de la rentabilidad de la compañía a lo largo del ejercicio. Gamesa cierra 2014 con un beneficio operativo recurrente (Ebit1) de 191 millones, un 48% más que en año anterior, equivalente a un margen Ebit1 del 6,7% (vs. 5,5% en 2013). A moneda constante, el margen Ebit se sitúa en un 7,2%, casi dos puntos porcentuales por encima del margen de 2013.

A lo largo del año, Gamesa siguió avanzando en el refuerzo de su solidez financiera, preparando su balance para acometer volúmenes superiores: la fuerte generación de caja operativa, la mejora del capital circulante y la focalización de las inversiones, junto con la ampliación de un 10% de su capital, sitúan a la compañía en una posición de caja neta de 143 millones. Asimismo, en 2014, la compañía mejoró sus condiciones de financiación, tras firmar un nuevo crédito sindicado de 750 millones con vencimiento único en diciembre de 2019.

La fortaleza de la actividad comercial, la mejora de la rentabilidad y la reducción del endeudamiento han permitido que Gamesa no sólo supere los objetivos para el ejercicio 2014, sino alcanzar la visión 2015 de forma anticipada e instaurar de nuevo la política de pago de dividendo, con un porcentaje de distribución sobre el beneficio neto del 25%.