Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alcalde 2.0

El regidor de Brunete difunde un teléfono móvil para comunicarse por WhatsApp con sus vecinos

El alcalde de Brunete, Borja Gutiérrez, delante del Ayuntamiento.
El alcalde de Brunete, Borja Gutiérrez, delante del Ayuntamiento.

El método tradicional que tenía un alcalde de difundir sus mensajes a los vecinos era el pregonero que, trompetilla en mano, proclamaba las nuevas ordenanzas y las noticias del pueblo. Era conocida la frase de “por orden del señor alcalde, se hace saber…”. Ese método propio de mediados del siglo pasado, se sustituye por bandos colocados en los lugares más concurridos del municipio. Todo eso ha quedado atrás y las nuevas tecnologías se adueñan del día a día. Es el caso de Borja Gutiérrez, de 39 años y regidor de Brunete (10.500 habitantes) que ha decidido dar un paso adelante y utilizar la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp para hablar con sus convecinos. Para ello ha difundido su número de teléfono móvil (609 058 620). “Lo pensé porque muchos vecinos tienen móviles de última generación y es un sistema gratuito de comunicarse”, reconoce el primer edil.

La iniciativa se ha anunciado con ha llamado “¡Llámame o escríbeme por teléfono!”. Como dice el lema, se puede telefonear a ese número, mandar un mensaje corto de texto o mediante WhatsApp. Se encuadra dentro de otras iniciativas similares para conocer a los vecinos, como El alcalde, a tu puerta, que recuerda a una conocida marca de cosméticos de los años setenta. En este caso, Borja Gutiérrez acude a los domicilios de los vecinos que le llaman. Va a cualquier hora y día, incluidos los fines de semana y festivos. En una ocasión, le tocó incluso subirse un sábado a una bici y pedalear para ver de primera mano los problemas de acceso a una parte del municipio. Desde que lo puso en marcha, ha visitado ya a 400 vecinos. “Tenía razón, pero como no suelo montar, no lo sabía”, reconoce Borja Gutiérrez.

La mayoría de las conversaciones del WhatsApp son preguntas sobre actividades del municipio o propuestas que le hacen sobre determinados puntos del pueblo. “Casi todas son muy razonables y circunscritas a cada uno. Como lo utilizan sobre todo los jóvenes, me preguntan mucho sobre las instalaciones deportivas y que alternativas de ocio tienen”, afirma Gutiérrez. Ha habido alguna un poco más peregrina como dotar al municipio de un punto de salida para globos aerostáticos, desde los que se pueda sobrevolar todo Brunete. “Son mínimas y en fondo muy bonitas”, concluye el alcalde.

El candidato, al alcance del móvil

La idea del alcalde de Brunete, Borja Gutiérrez, parece tener copia por parte del candidato de Unión Progreso y Democracia (UPyD) a la Comunidad de Madrid, Ramón Marcos, que también ha activado una línea de WhatsApp para hablar con los ciudadanos “de forma sencilla, ágil y directa”. El 629224153 es el elegido para desarrollar la iniciativa “Pregunta a Ramón Marcos”.

Marcos se compromete a contestar personalmente a las preguntas, en las que también podrán intervenir su equipo de campaña. Este siempre trabajará bajo sus directrices. Según fuentes de UPyD, en la primera semana de funcionamiento ha respondido a más de 50 consultas de los ciudadanos. “Se trata de que los ciudadanos le hagan llegar sus opiniones, quejas y propuestas”, relatan fuentes del partido magenta.

Las cuestiones son variadas, como el horario de una obra de teatro o el precio de una instalación: “Muchas veces se limita a una sola cuestión. Si puedo, se la resuelvo sobre la marcha. A veces, se la tengo que contestar al rato, cuando me informe yo”. “La gente suele respetar los horarios. El más madrugador le entró al regidor un día a las seis de la mañana y el más trasnochador, a la una de la madrugada.

-Entonces, ¿no tiene vida privada?

- (Risas) La verdad es que tengo poca vida privada. Casi se circunscribe a las horas de sueño. Pero soy de los que creen que los gestores públicos deben dar un paso adelante, sobre todo, para las personas que más cerca tienes. Esto es evidentemente vocacional y libre. El que lo elije sabe que tiene sus pros y sus contras.

La mujer de mayor edad a la que ha visitado es una vecina de 91 años. “Es una mujer muy activa. El problema que me planteó era muy serio para ella. Era que las raíces del árbol de la calle le estaba dañando la valla de su casa. Al ir a su domicilio, vi que era un problema generalizado en la calle y le pusimos solución de inmediato”, rememora Gutiérrez.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información