Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El repunte de linces atropellados acelera un plan urgente de prevención

Junta y Ministerio acuerdan revisar las mallas lineales y limitar la velocidad

Fotografía facilitada por WWF del ejemplar de lince ibérico muerto este mes atropellado en Huelva. Ampliar foto
Fotografía facilitada por WWF del ejemplar de lince ibérico muerto este mes atropellado en Huelva. EFE

La población de lince ibérico casi se ha cuadruplicado en Andalucía en los tres últimos años, pero los atropellos han crecido en el mismo periodo en un porcentaje aún mayor. Los atropellos en carreteras siguen siendo la principal amenaza de estos felinos, que tiene en Sierra Morena y Doñana sus principales asentamientos en todo el país. Según la organización conservacionista WWF, 21 de los 27 linces muertos el año pasado en la comunidad lo hicieron por atropellos de conductores, un récord que ha hecho saltar todas las alarmas y ha acelerado un plan de actuación para prevenir atropellos.

Tanto la Junta de Andalucía como el Ministerio de Fomento han acordado una serie de acciones urgentes para reforzar los protocolos de actuación con medidas como la colocación de señalización de peligro por paso de fauna y limitación de velocidad en los puntos negros localizados. Además, se ha previsto la revisión de todas las mallas lineales existentes en las carreteras, la limpieza de cauces de arroyo para facilitar el paso de la fauna o la realización de desbroces en cunetas para dar una mayor visibilidad.

Son medidas acordadas en el marco de la Comisión de Permeabilización de Carreteras de la Fauna Silvestre, reunida para analizar el aumento de atropellos en el último año. Al encuentro asistieron representantes de las Consejerías de Medio Ambiente y Fomento de la Junta de Andalucía, del Ministerio de Fomento, Consejería y de WWF-España. “Hay que buscar una solución a este grave problema y poner todos los medios a nuestro alcance”, ha admitido la consejera de Fomento y Medio Ambiente, María Jesús Serrano. Por su parte, la ministra de Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha justificado al récord de linces ibéricos ( Lynx pardina) muertos por atropellos el año pasado “porque la población ha aumentado de forma importante” en los últimos años.

Aunque se trata de un plan a escala nacional, en Andalucía se redoblan las actuaciones. Así, el pasado mes de septiembre, las Consejerías de Fomento y Medio Ambiente de la Junta (ahora unificadas) suscribieron un protocolo para minimizar los accidentes por atropello de linces ibéricos en principales puntos negros detectados como las carreteras A-481, A-483 y A421, destinando un millón de euros a mejoras dentro del proyecto Life+Iberlince. Pero la Junta ha planteado recientemente al Gobierno central la conveniencia de poder optar a un nuevo proyecto europeo Life de Conectividad Ecológica para establecer un corredor ecológico entre la zona norte de Doñana (Sevilla-Huelva) con Sierra Morena y reforzar las medidas para evitar la elevada mortandad por atropello. En concreto, este proyecto prevé una dotación económica de 4,25 millones de euros.

También desde la Junta se relaciona el aumento de estos accidentes al incremento de las poblaciones linceras, que han pasado de 92 en 2002 a 332 en 2014, lo que conlleva una ampliación de la superficie de presencia de lince. “Esta circunstancia, unida a la nueva cepa de la enfermedad hemorrágica del conejo, hace que muchos ejemplares de esta especie se sitúen en áreas próximas a vías de comunicación”, indican desde Medio Ambiente.

Uno de los objetivos principales del proyecto Life+ Iberlince para la recuperación de la distribución histórica del Lince Ibérico en España y Portugal, es la creación de nuevas poblaciones para la especie mediante la selección de áreas bien conservadas de Portugal, y en las comunidades autónomas de Extremadura, Castilla-La Mancha, Murcia y Andalucía para su reintroducción, consiguiendo que estas zonas vuelvan a albergar poblaciones de este felino. El proyecto contempla también el desarrollo de acciones que podrían minimizar los riesgos de atropellos y accidentes, facilitando y restableciendo en aquellas zonas donde sea posible la conectividad entre poblaciones y futuras zonas de expansión.

Mientras tanto, el área de Izquierda Unida en Andújar (Jaén) considera que desde el 2012 la mortalidad de linces en carreteras se haya incrementado en un 375 % y la población enclavada en la Sierra de Andújar (en plena Sierra Morena) haya descendido en un 10% como consecuencia de los atropellos. IU propuso, sin éxito, la prohibición de una concentración motera en la Sierra de Andújar a finales de enero por celebrarse en época de celo, por lo que hay más movilidad. José Manuel Marín cree la nueva cepa de neumonía hemorrágico vírica que afecta a los conejos también está provocando mayores desplazamientos de los linces en busca de alimento.

Más información