El Parlament insta a inspeccionar la actividad de Barnaclínic

La comisión de Salud acuerda frenar la asistencia que hace el centro privado "con recursos materiales y personales del Clínic"

El Parlament ha instado al Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) a investigar la actividad que realiza el hospital Clínic de Barcelona y su brazo privado, Barnaclínic, tras las sospechas expuestas por algunos grupos políticos de supuestas "irregularidades" en la clínica privada, que comparte instalaciones y algunos profesionales con el centro público. A partir de una propuesta de resolución presentada por la diputada de Ciutadans, Carme Pérez, el Parlament ha acordado frenar la actividad privada que realiza Barnaclínic "utilizando recursos materiales y personales" del Clínic mientras no termina la inspección del Departamento de Salud.

Con los votos favorables de ERC, Ciutadans, PP, ICV y CUP y la abstención de CiU, la Cámara ha aprobado "tomar las medidas oportunas" para cesar estas prácticas durante la investigación del CatSalut con el fin de "garantizar la no discriminación" de los pacientes del Clínic por su situación económica o por la actividad que se realiza en Barnaclínic. El Parlament ha apremiado a Salud a "inspeccionar también la utilización de una planta" del Clínic —donde Barnaclínic atiende a sus pacientes—  y a revisar "la utilización de todos los recursos para hacer las pruebas pertinentes para intervenciones para Barnaclínic y el sistema retributivo de los profesionales contratados por las dos entidades".

La comisión de Salud ha exigido que la investigación estudie también "las incompatibilidades a las que pueden incurrir en cuento a horarios y jornada laboral" los trabajadores que ejercen en ambos centros. Según una respuesta parlamentaria del consejero de Salud, Boi Ruiz, a la diputada Pérez, unos 561 sanitarios del hospital Clínic de Barcelona también atendieron pacientes en Barnaclínic en 2013. Algunos, incluso trabajaron en la clínica privada durante su jornada laboral. "Cuando es necesario prestar servicios durante la jornada laboral, el Clínic factura a Barnaclínic estos servicios como parte del convenio entre centros y no se genera ninguna retribución adicional” a los sanitarios, explicó el consejero.

"Lo de Barnaclínic es un escándalo y hay que aclarar si está en una situación fraudulenta o no. Está claro que hay algunas irregularidades", ha manifestado la diputada de Ciutadans, que ha vuelto a criticar que Salud no ha hecho público, pese a las peticiones de los parlamentarios, los contratos entre el Clínic y Barnaclínic. Pérez ha alertado de que la situación de ambos hospitales es el paradigma de las "puertas giratorias" de la sanidad pública a la privada.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50