Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Salud ha reducido la plantilla del ICS en 5.659 personas en cuatro años

El descenso supone un 13,6% del personal de la empresa pública

Protesta contra los recortes en Sanidad en la puerta del Hospital de Bellvitge.
Protesta contra los recortes en Sanidad en la puerta del Hospital de Bellvitge.

La plantilla del Instituto Catalán de la Salud (ICS) adelgazó un 13,6% entre los meses de diciembre de 2010 y de 2014, cuando el número de trabajadores pasó de 41.729 a 36.070, según la documentación presentada por la dirección de la mayor empresa pública catalana durante las negociaciones del Plan de Ordenación de Recursos Humanos 2015-2020. Las cifras incluyen al personal fijo, interino, eventual y de sustitución, siendo este último tipo de contratación la más afectada por los recortes, ya que se redujo en más de la mitad: de 2.797 a 1.353 en los últimos cuatro años.

Los empleados denuncian que la compañía pública —responsable de ocho hospitales y 288 centros de atención primaria (CAP)— ha reducido al mínimo la cobertura de bajas y que, en el caso de los CAP, “prácticamente ya no existe”. Los sustitutos en los CAP pasaron de 1.153 en 2010 a solo 123 en 2014, casi un 90% menos. “Solo se están cubriendo las necesidades imprescindibles y a la mayoría de interinos se les están negando los permisos”, denuncia el responsable de sanidad de UGT, Juan Cobacho. “Los resultados son listas de espera más largas, sobrecarga de trabajo al personal y usuarios que cuando tienen un problema hoy reciben cita para dentro de cinco días”, asegura.

“Si se contrata a alguien, se hace de forma precaria, con contratos de 25 horas en vez de a tiempo completo”, añade Ana Rosa Sevillano, secretaria de sanidad de CC OO en las comarcas de Baix Llobregat, Alt Penedès, Anoia y Garraf. La jornada semanal de un médico es de 36,5 horas, de las cuales dedica 25 a atender a sus pacientes y el resto a otras tareas como sesiones clínicas —en las que se comparten y discuten casos especiales con otros colegas del centro—, investigación, formación, congresos o revisar historias y analíticas.

“Los contratados por 25 horas solo hacen funciones asistenciales y al resto de actividades, si pueden, van pero sin cobrar. El profesional corre el riesgo de quedar desfasado y desvinculado del equipo, y esto puede tener repercusiones en el usuario”, advierte Sevillano.

La delegada sindical de Satse, Pilar Pinillos, explica que cada CAP planifica cómo ajustarse al presupuesto y que a veces se pacta con los empleados la ampliación de las horas asistenciales para “autocubrir” las bajas.

Salud aplicó recortes de plantilla en el ICS en 2014 por cuarto año consecutivo

El relato de una médica de cabecera de la provincia de Barcelona, que prefiere quedar en el anonimato, ilustra la denuncia de los sindicatos: “Vamos todos más cargados y con demoras. En mi centro tenemos un cupo de 28 personas cada día, que pueden elevarse a 35 con las que se presenten por urgencias. Cuando alguien se da de baja, solo dan hora a 20 de nuestros pacientes y nos ponen a ocho de otro médico. Si uno de mis pacientes pide cita para verme, no lo podrá hacer hasta dentro de una semana. El tiempo de espera ha llegado a ser de 20 días”.

Al recorte en las sustituciones se suma la disminución del personal fijo: el ICS perdió 1.234 puestos de trabajo estables desde diciembre de 2010. La empresa pública lo achaca al “contexto de contención económica, el aumento de las horas de la jornada laboral para todo el personal en un 4% y al elevado número de jubilaciones”.

La empresa defiende que ha respondido en los últimos años con “una política de consolidación de la plantilla” a la congelación de convocatorias de concursos de oposición impuesta en 2010. “Esta voluntad se traduce en la mejora de los contratos de las personas que realizan sustituciones, favoreciendo los interinajes”, afirma una portavoz de la compañía en un correo electrónico.

Sin embargo, esta “consolidación” no se aprecia en la información que la empresa presentó a la Mesa Sectorial de Negociación de la Sanidad. La compañía más bien dio cuenta de que el personal interino se redujo de 10.367 a 8.451 (un 18,5% menos) durante estos últimos cinco años. Los eventuales también cayeron de 4.662 a 3.597 (un 22,8%).

Médicos de primaria denuncian las largas esperas para tener cita en los CAP

Una portavoz del ICS asegura que la nueva dirección que tomó las riendas en enero del año pasado —cuando Pere Soley fue nombrado gerente de la empresa— trajo consigo un “cambio de rumbo”. La compañía destaca que entre enero y octubre de 2014 contrató como interinos a 1.638 empleados y que durante el primer trimestre de 2015 prevé hacer lo mismo con otros 1.323.

Aun así, el ICS cerró 2014 con 134 interinos menos que en 2013. “El ICS no cuenta la plantilla en base a personas, sino a equivalencias a jornada completa. Cuando dice que hay un trabajador más o menos, puede estar hablando de dos a media jornada”, recuerda el delegado del sindicato Catac-CTS, Jesús Frias.

Si bien los recortes más grandes se ejecutaron entre 2010 y 2013 —periodo al que corresponde el 96% de los empleados perdidos—, la reducción de personal continuó el año pasado. Se destruyeron 360 puestos de trabajo, sin tener en cuenta a los sustitutos ni a los residentes en este cálculo —con ellos, la cifra se reduce a 266 por la contratación de un centenar de sustitutos—. Entre ellos había 166 médicos.

Más información