Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bustos se niega a declarar ante la juez por los 70 relojes regalados a políticos

Un portavoz del exalcalde defiende el carácter "institucional" de los regalos de la FMC

Manuel Bustos, exalcalde de Sabadell, saliendo del juzgado.
Manuel Bustos, exalcalde de Sabadell, saliendo del juzgado.

El exalcalde socialista de Sabadell, Manuel Bustos, se ha acogido este jueves a su derecho a no declarar ante la juez que investiga el caso Mercurio, que lo citó como imputado por presunta malversación al utilizar fondos públicos de la Federación de Municipios de Cataluña (FMC) para regalar 70 relojes a políticos cuando presidía esta entidad.

Bustos no ha querido tampoco atender a los medios de comunicación a la salida del juzgado y se ha remitido a una "nota" de prensa --entregada poco después-- y a las explicaciones del concejal de Sabadell Luis Monge, que ha ejercido como su portavoz. Monge ha justificado la negativa del exalcalde a declarar ante la juez porque considera que la competencia para juzgarlo no corresponde a la demarcación de los juzgados de este municipio.

La juez Beatriz Faura ve indicios de que en julio de 2011 la FMC utilizó fondos de la entidad para la compra de 70 relojes Calvin Klein por un precio total de 14.060 euros, contabilizándolo como "publicidad y propaganda", y que se regalaron a políticos que acababan mandato en el consejo de la entidad.

A través de la nota de prensa y de su portavoz, Bustos defiende que no son relojes caros sino "de un precio razonable" y que "en ningún caso son relojes de lujo, es un regalo institucional porque un artículo de lujo es otra cosa" -rondan los 200 euros-. El concejal ha añadido que fueron un regalo institucional, tratándose de una práctica habitual tanto en empresas privadas, como en entidades públicas y que no se usaron fondos destinados a formación para realizar esta compra. Fueron los servicios técnicos de la FMC los encargados de la adquisición de los regalos: "Es absurdo pensar que un regalo 'institucional' lo comprase el propio presidente de la entidad y que fuese él quien decidiese en qué partida se cargaba", recoge la nota de prensa.

Esta compra de relojes fue cargada bajo el concepto contable de 'publicidad y propaganda' repercutido en el capítulo 'formación y seminarios', según el auto de imputación, pero Bustos defiende en su nota que se trata de un error de interpretación: "Si los investigadores lo hubieran comprobado, hubiesen podido constatar que todas las partidas de formación están justificadas y en ninguna de ellas constan, obviamente, los relojes", cita el comunicado.

El concejal socialista alega también, que la Federación de Municipios es una entidad privada, aunque la juez recuerda en su auto que sus fondos son de origen público en más de un 90 %, procedentes de ayuntamientos, diputaciones y consejos comarcales, entre otros.

Después de Bustos, en la mañana de este jueves está citado a declarar también como imputado quien era secretario general de la FMC, Adolfo Moreno, y a continuación el contable de la entidad.

El auto de la juez recuerda que el pago final y la retirada de los relojes se produjeron tres días antes de la celebración del XX Consejo Nacional de la FMC del 22 de julio y que estaba formado por 66 miembros, "existiendo por tanto una diferencia mínima de cuatro relojes".

El pedido fue de 50 relojes de modelo de hombre y de otros 20 de mujer, cuando el consejo nacional de la federación de 2007 a 2011 estaba formado por 50 hombres y 16 mujeres, "de forma que se habrían adquirido cuatro relojes de mujer que presuntamente no se habrían librado como obsequio", según cita la juez.