Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez de Angrois apercibe a Renfe por no entregarle documentos

El instructor pregunta sin éxito desde hace siete meses a la empresa pública por las pruebas que debió pasar el maquinista

El juez Andrés Lago, segundo instructor del accidente de Angrois, ha emitido una providencia en la que apercibe a Renfe “de desobediencia” si en el plazo de quince días no le informa sobre las pruebas psicofísicas que debió pasar antes del accidente el maquinista del tren para considerarlo apto para el trabajo. Lago apremia a Renfe a petición del abogado de una víctima que ha solicitado reiteradamente esa documentación de la empresa pública gestora de los trenes desde hace más de siete meses sin obtener respuesta.

Tras el accidente de Angrois, que costó la vida a 79 personas, el maquinista del Alvia, Francisco José Garzón, único imputado en la causa, admitió que circulaba despistado por recibir una llamada telefónica del interventor del tren, lo que hizo que no frenase a tiempo antes de la curva. Las dos asociaciones de víctimas consideran que él no es el único responsable del siniestro en una línea de alta velocidad que carecía de ningún sistema de seguridad que evitase su despiste, algo de lo que responsabilizan a Adif, la empresa pública gestora de las vías. Pero varios abogados de víctimas también ponen en duda la capacitación del maquinista, de lo que sería responsable Renfe.

La empresa aportó hace meses a la causa varios documentos sobre controles que Garzón superó satisfactoriamente, pero al menos un abogado, el de la diputada madrileña salida del PP Teresa Gómez Limón, pidió que se certificase el cumplimiento de la estricta normativa establecida por el Ministerio de Fomento en 2006. El primer juez instructor del accidente, Luis Aláez, hizo suya esa petición y así lo exigió en un auto el 19 de junio del año pasado que no obtuvo respuesta. El nuevo juez, Andrés Lago, volvió reiterar la petición, como recuerda ahora, cuatro meses después, el 14 de octubre. Y hora vuelve a intentarlo: “Toda vez que no consta en autos contestación al requerimiento efectuado a Renfe, requiérase a esta para que en el plazo de quince días proceda a cumplimentar [lo acordado y reiterado] bajo apercibimiento de desobediencia”.

Por otro lado, el juzgado de instrucción dio ayer cuenta de forma oficial de que ya ha recibido los informes definitivos de los tres peritos judiciales que designó para analizar el accidente, pero aún no los ha distribuido a las partes.

Más información