Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Montoro admite la infrafinanciación y dice que la crisis le impide corregirla

El ministro no anuncia nuevas medidas para compensar la falta de recursos

El ministro Montoro con el presidente Fabra, los líderes empresariales valencianos y otros cargos públicos en el Palau de la Generalitat Ampliar foto
El ministro Montoro con el presidente Fabra, los líderes empresariales valencianos y otros cargos públicos en el Palau de la Generalitat

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, reconoció este sábado que la Comunidad Valenciana está “infrafinanciada” en el vigente modelo de reparto de recursos del Estado entre las autonomías tal y como reflejan, afirmó, “todos los estudios”. “¿Qué tiene que hacer un Gobierno de España ante esa situación?” “Corregirlo”, respondió en su primera visita a Valencia desde las elecciones autonómicas y locales de 2011. El ministro excusó que el Ejecutivo no lo ha hecho en estos tres años largos de legislatura porque ha estado centrado en “salir de la crisis”. Y ahora, añadió, no queda “tiempo” para acometer la reforma antes de los comicios generales previstos para final de año.

El viaje de Montoro a Valencia tenía como objetivo en principio una reunión con los líderes empresariales, que han sido muy críticos con la financiación y las inversiones que la Comunidad Valenciana recibe del Ejecutivo. Una cita que el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, anunció que se celebraría en julio pasado y se ha demorado seis meses. Pero la visita de Montoro incluyó otras paradas, entre las que destacó un acto de atmósfera preelectoral en la sede del PP regional. Quienes esperaban que Montoro iba a compensar a la Comunidad Valenciana por su posición en el sistema de financiación, se equivocaban. El ministro admitió la falta de financiación, pero no hizo ningún gran anuncio y afirmó que el tiempo restante de legislatura “es demasiado corto” para cambiar el sistema.

Montoro repasó otro tipo de medidas que el Gobierno de Mariano Rajoy sí ha adoptado desde que tomó posesión para evitar la quiebra de la Generalitat, como los planes para dotar de liquidez y pagar a los proveedores. Y la decisión de reducir a cero el interés de esa ayuda crediticia del Ejecutivo al Consell. El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, insistió en que la autonomía está “mal financiada” y consideró urgente equilibrar el sistema en cuanto sea posible. Pero agradeció a Montoro el resto de medidas, que a su juicio han supuesto un “ahorro de 2.000 millones de euros” para las arcas del Consell. Una cifra similar a la que la Comunidad Valenciana recibiría con el cambio del modelo de financiación que reclama, estimó.

Fabra afirma que la Comunidad Valenciana ha hecho "más sacrificios" que ninguna otra autonomía

La intervención de Fabra ante un auditorio repleto de cargos públicos, alcaldes, diputados y “también sociedad civil”, como describió a los congregados la secretaria general del PP regional, Isabel Bonig, tuvo por momentos el tono propio de un mitin. Fabra afirmó que a pesar de las dificultades los populares valencianos habían demostrado que no solo saben gobernar “cuando hay dinero”. Destacó que la autonomía ha hecho “más sacrificios” que “ningún otro lugar de España” en términos de reducción del sector público. Y que ello ha sido necesario para que la Comunidad Valenciana sea hoy “el motor de la recuperación” española, y concentre “uno de cada cinco empleos” que se crean en el país.

Fabra y Montoro recordaron que el sistema de financiación fue aprobado por el anterior Ejecutivo socialista. Y el presidente de la Generalitat reprochó al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que ahora diga que es “lo primero que va a cambiar”. Fabra fue muy aplaudido. Durante la intervención de Montoro se oyeron, en cambio, algunos abucheos cuando, para criticar la decisión de la presidenta andaluza Susana Díaz de adelantar las elecciones, dijo que ha tenido todo el respaldo del Gobierno. “Andalucía ha tenido mayor financiación incluso que la Comunidad Valenciana”, aseguró el ministro para irritación de muchos asistentes.

Tren y refinanciación

Los cerca de 40 empresarios llegaron al almuerzo con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el Palau de la Generalitat, sin grandes expectativas. Cuando el año pasado denunciaron juntos lo que consideraron un “maltrato” del Ejecutivo hacia la Comunidad Valenciana, existía la posibilidad de que el Gobierno cambiase el sistema de financiación autonómica. Y que los presupuestos de 2015 mejorasen significativamente la posición de la Comunidad Valenciana en las inversiones del Ejecutivo. Ayer, en cambio, eran conscientes de que, en pleno año electoral La Moncloa no va a abrir el debate de la financiación, y las cuentas de 2015 ya están aprobadas.

Los empresarios, según explicó el presidente de la patronal, José Vicente González, además de repetir ante él esas reivindicaciones, pidieron al ministro que cumpla en el plazo previsto los compromisos presupuestarios con el corredor ferroviario mediterráneo y la conexión Sagunto-Zaragoza. En privado, le plantearon también que refinancie la gran deuda de la Generalitat con el Gobierno (que supone el 60% de la deuda valenciana), ampliando el plazo a 30 años con cinco de carencia.