Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas pide comparecer cuanto antes en la ‘comisión Pujol’

El presidente catalán manda una carta a Núria De Gispert en la que solicita comparecer

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, en una sesión de control en el Parlament.
El presidente de la Generalitat, Artur Mas, en una sesión de control en el Parlament. EFE

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha pedido por carta a la presidenta del Parlament, Núria de Gispert, comparecer cuanto antes a la comisión de investigación sobre el caso Pujol. Según ha adelantado TV3, en la misiva el presidente solicita dar explicaciones "lo antes posible". Fuentes parlamentarias han explicado que ahora corresponderá al presidente de la comisión de investigación, el diputado David Fernández (CUP) acordar, con los grupos parlamentarios, el día de la comparecencia que podría celebrarse la primera quincena de febrero. La comisión se reúne cada lunes y la comparecencia podría fijarse para el 12, el 19 o el 26 de febrero.

En la carta a Núria de Gispert, Mas subraya: "En todo momento he mostrado mi plena disponibilidad a comparecer ante el Parlamento de Cataluña cuando éste lo considerara y así lo decidiera a través de los mecanismos que corresponden. Así lo he hecho en el pasado y así lo continuaré haciendo".

Esquerra Republicana forzó el lunes la comparecencia de Artur Mas al trascender parte del sumario del caso de las ITV en el que un empresario reclama a Oriol Pujol, entonces dirigente de CiU y diputado autonómico, que le consiga una reunión con Mas. Los republicanos habían salvado hasta en cuatro ocasiones  al presidente catalán de acudir a la comisión de investigación , pero cambiaron de postura al conocerse el contenido de las diligencias. Mas defendió el lunes los contactos que mantuvo con empresarios a petición del dimitido Oriol Pujol y aseguraó que mantuvo estas reuniones confiando en la “buena fe” de sus interlocutores y con el objetivo de evitar las deslocalizaciones de las empresas que representaban.

La petición fue aprobada este lunes con el voto a favor de todos los grupos políticos, excepto CiU, que se abstuvo. Esquerra justificó su decisión en aras a aclarar los hechos y al asegurar que su pacto con los nacionalistas no incluye los casos de corrupción. La decisión de los republicanos se conoció después de que alcanzara un acuerdo con CiU sobre el contenido de los Presupuestos.

Tras hacerse pública la misiva, el Govern anunció que había entregado a la comisión de fraude la "máxima información de que dispone" solicitada por la comisión de investigación del Parlament sobre el fraude, la evasión fiscal y la corrupción.
Según ha informado el Ejecutivo catalán en un comunicado, la comisión les solicitó documentación sobre los concursos públicos de la Generalitat entre 1983 y 2014, los informes de fiscalización previa y posterior y de certificación final de las obras ejecutadas durante ese peródo y las adjudicaciones de contratos, convenios y subvenciones y ayudas desde 1980 hasta la actualidad.

También pidió que le fueran entregados la relación de empresas contratadas por la Generalitat entre 1980 y 2003 participadas por miembros de la familia Pujol Ferrusola, el registro de visitas y entradas en el Palau de la Generalitat, por visitas al presidente, entre los mismos años y el informe valorativo del estado de aplicación de las 51 medidas de anticorrupción, "surgidas a raíz de la cumbre encabezada en 2013 por el presidente de la Generalitat, Artur Mas".

El Govern reconoció en la nota que no ha podido aportar toda la información solicitada; en concreto toda aquella que data de fecha anterior a 1996, porque entre 1980 y 1986 la Generalitat no dispone de registro alguno de contratación pública, a partir de entonces se registran en papel los que son superiores a 25 millones de pesetas, y no es hasta 1996 cuando se inicia el proceso de informatización. Aclaró también que la búsqueda de esa información requiere de la contratación expresa de personal especialista, una opción que se está estudiando y que, en caso de que no se llegara a contratar "comportaría el bloqueo del funcionamiento ordinario de la Administración de la
Generalitat".

Más información