Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas-Colell presenta unas cuentas para contentar a Montoro y otras para ERC

El plan enviado a Hacienda no incluye los 2.183 millones que reclama al Gobierno

Homs no garantiza la puesta en marcha de la hacienda catalana en 2015

El consejero de Economía, Andreu Mas-Colell, ayer en la Generalitat. Ampliar foto
El consejero de Economía, Andreu Mas-Colell, ayer en la Generalitat.

Tras el acuerdo alcanzado con ERC, el Gobierno catalán ha decidido exhibir las “estructuras de estado” que contemplan los Presupuestos para 2015 que los republicanos exigen para poder avalarlos. Sin embargo, el Ejecutivo de Artur Mas también se ha visto obligado a contentar al Ministerio de Hacienda al presentarle un Plan Económico-Financiero (PEF) para el año que viene que no incluye las tres partidas que reclama al Ejecutivo de Mariano Rajoy para cuadrar las cuentas, que suman 2.183 millones de euros. En su lugar, el Departamento de Economía ha decidido incluir 1.430 millones de euros derivados de concesiones administrativas y 484,3 millones en privatizaciones, cuando los Presupuestos solo prevén 317 millones por esas operaciones.

El PEF, aprobado en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) del pasado 23 de diciembre, recuerda que los Presupuestos de la Generalitat prevén el cobros del Fondo de Competitividad de 2015 (789 millones), la disposición adicional tercera de 2008 (759 millones) y una compensación por el impuesto sobre depósitos bancarios (635,1 millones). Sin embargo, la Generalitat decidió no incluir esas tres partidas en el documento que llevó al ministro Cristóbal Montoro en diciembre. “A pesar de lo anterior, y teniendo en cuenta que dichos ingresos están condicionados a un proceso de negociación y a la consecución de un acuerdo, el escenario sobre el que se elabora el presente PEF no incluye dichos ingresos”, señala el documento.

Fuentes de Economía aseguraron ayer que no se incorporaron esos ingresos al PEF porque técnicamente este es poco flexible y no es posible incluir partidas en negociación. Además, agregaron que se trata de un documento vivo en constante revisión. Sin embargo, solo una semana antes del Consejo en el que se aprobó el PEF, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) advirtió de los “riesgos” para los objetivos de consolidación fiscal que entrañaban las medidas que había comunicado para 2015. Entre estas sí estaban esas tres partidas, de cuyo cobro la Airef recordaba que no había ninguna garantía para ser ingresadas.

Francesc Homs no garantiza la puesta en marcha de la hacienda catalana este año

En el PEF, la Generalitat estimaba que cerraría 2014 con un déficit del 2,2% del PIB, más del doble de la meta fijada en el CPFF, del 1%, y por encima del 1,95% de 2013. Por ello, el Ejecutivo de Mas indica que en 2015 deberá drenar 2.967 millones de euros para cerrar el ejercicio con un déficit del 0,7%. Para ello, Economía confía en varias medidas de ahorro y la recaudación de nuevas tasas, que le permitirán recaudar 59 millones más, o la compensación por el impuesto de depósitos bancarios, que la Generalitat cifra en 58 millones de euros.

La negociación presupuestaria con ERC se ha basado en fiar los 2.183 millones a la negociación política con el Estado, lo que permitiría no depender tanto de las privatizaciones o de las concesiones de servicios. La otra pata de la negociación con los republicanos es la creación de “estructuras de estado” para preparar a Cataluña para una hipotética independencia. Pero tampoco ahí está claro que el Gobierno catalán vaya a cumplir su compromiso.

La puesta en marcha de la hacienda catalana, el gran objetivo que Artur Mas y Oriol Junqueras se fijaron en su acuerdo de la semana pasada, no tienen ninguna garantía de ser una realidad este año. Así lo admitió este martes el consejero de Presidencia, Francesc Homs, quien, si bien aseguró que el Gobierno trabaja con el objetivo de preparar este organismo, no sabe si lo podrá culminar.

“Aunque sea nuestro propósito, no me atrevería a decir que esto esté en condiciones de ser operativo a finales de este año 2015” y que la “hacienda” catalana cumpla con las condiciones de “recaudar la totalidad o si no la práctica totalidad” de los impuestos que se soportan en Cataluña, incluyendo los estatales, afirmó Homs.

Más información