Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

63 enfermos de hepatitis C están siendo tratados con Sovaldi en Euskadi

La mayoría están esperando un transplante de hígado o acaban de recibirlo

Osakidetza está tratando en la actualidad a 63 ciudadanos vascos enfermos de hepatitis C con el nuevo antiviral Sovaldi y su número irá creciendo en las próximas semanas en aplicación del protocolo consensuado a mediados de diciembre por un panel de expertos.

Este número representa el 10% de los pacientes españoles que toman este medicamento.

El director de Asistencia Sanitaria, Antonio Arraiza, ofreció este jueves estos datos en rueda de prensa y precisó que el coste del tratamiento durante doce semanas asciende por paciente a 44.000 euros. El precio por envase es de 25.000 euros después del acuerdo alcanzado el pasado año entre la farmacéutica y el Ministerio de Sanidad.

El consejero de Sanidad, Jon Darpón, aseguraba este lunes que Euskadi es la comunidad autónoma con más enfermos tratados con Sovaldi en relación con su población y Arraiza apoyó esta tesis con datos. Así, según precisó, algo más de 600 personas están siendo medicadas con este fármaco en España y el 10% se localizan en el País Vasco. Hay que tener en cuenta, subrayó, que los 2,2 millones de habitantes de Euskadi equivalen a menos del 5% de la población española.

Los 63 vascos tratados con Sovaldi no responden a un perfil único, pero la mayoría son personas que están esperando un transplante de hígado o acaban de ser transplantados, o bien personas que no están en esta situación pero sufren las primeras etapas de una cirrosis.

Sovaldi no es el único antiviral de última generación que administra Osakidetza y, de hecho, no es el más extendido. Simeprevir es otro fármaco autorizado para su uso por la sanidad pública en otoño de 2014 con el que están siendo tratados 129 vascos enfermos de hepatitis C y cuyo precio es similar al Sovaldi.

Otros 11 pacientes están tomando Daclastavir. El Ministerio de Sanidad aprobó el pasado 14 de diciembre la incorporación de este medicamento innovador en el tratamiento de la enfermedad y Osakidetza lo está administrando a algunas personas por "uso compasivo" antes de que esté fijado un precio para los sistemas de salud públicos.