Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente hace un balance triunfalista de su mandato

El líder de CiU dice que “se empieza a superar la crisis” y escoge cifras muy concretas para avalar su optimismo

Mas, ayer, en la conferencia de prensa tras la reunión del Consejo Ejecutivo de su Gobierno.
Mas, ayer, en la conferencia de prensa tras la reunión del Consejo Ejecutivo de su Gobierno.

Artur Mas realizó este martes un balance muy optimista de su obra de gobierno, dio por acabada la crisis económica y resaltó que por primera vez en la historia, "los catalanes han votado por la libertad del país", en alusión a la consulta del 9-N.

El presidente de la Generalitat recurrió a unas cifras muy concretas para avalar su idea de optimismo alrededor de la reactivación económica y creación de empleo, las políticas sociales, la transparencia y reforma de la administración, así como la transición nacional. Así, explicó que Cataluña ha vivido cada trimestre de 2014 un crecimiento económico, que el paro ha caído en Cataluña (7,8%), más que en el resto de España y que han aumentado las afiliaciones a la Seguridad Social en 83.744 personas. Pero obvió, por ejemplo, las cifras de los parados de larga duración que hay en Cataluña, así como las familias que no tienen ningún tipo de ingreso.

Solo se refirió a esas situaciones, que han aumentado en los últimos años, cuando se le preguntó si los catalanes viven ahora mejor que hace cuatro años y Mas respondió que “depende los registros que se miren”.

En otro momento se referió también a los éxitos de su Gobierno en el campo de la educación, como el aumento de las matrículas de los alumnos de Formación Profesional en un 78%, o que la tasa de abandono escolar se haya reducido en 4,2 puntos desde que es presidente de la Generalitat. “Es la primera vez que se puede hacer un balance así desde el inicio de la crisis, que se ha empezado a superar, se ha creado empleo y se ha internacionalizado la economía aún más”, dijo el presidente catalán.

Mas también se referió a las políticas sociales de su Gobierno e insistió en que el gasto en este apartado será en 2015 del 71,2% del presupuesto, cuando en 2010 era del 67,8%. La mayor cantidad porcentual, que no en cifras absolutas.

Mas no pronunció la palabra desahucio, ni tampoco la de pobreza energética, pero sí dijo que su Gobierno “ha presentado” un fondo de solidaridad para pagar los recibos de suministro de las personas que no pueden hacerlo este invierno. El fondo no es sino un anuncio que presentará hasta el próximo día 20 el consejero de Empresa y Empleo, Felip Puig. El presidente repitió que la Generalitat catalana está en la máxima puntuación de transparencia entre las administraciones españolas y se refirió a la aprobación de la ley de transparencia, pero tampoco salió de sus labios la palabra “corrupción”, excepto cuando se le preguntó expresamente por ello, pese a los numerosos casos aparecidos en los últimos meses.

 

 

 

Más información