La alcaldesa de Parla ofrece pagar los salarios a los basureros

La empresa se resiste a que sus empleados cobren directamente del Ayuntamiento

Aspecto que presentan calles de Parla por la huelga de recogida de basuras.
Aspecto que presentan calles de Parla por la huelga de recogida de basuras.Claudio Álvarez

La nueva alcaldesa de Parla, Beatriz Arceredillo, se comprometió ayer a pagar directamente a los trabajadores la paga de navidad y la de diciembre que les adeuda la UTE de empresas Garbialdi-Sadifer, que gestiona la retirada de residuos. Además, les propuso establecer un plan para abonar lo que se debe a la contrata. Quiere así convencer a los 185 trabajadores de que abandonen la huelga que ahoga en suciedad esta ciudad de 124.000 habitantes desde hace 40 días, primero de forma encubierta y después de forma oficial. Las empresas de la UTE excusaron su ausencia de la reunión aludiendo a “motivos de agenda”. Al cierre de esta edición los trabajadores esperaban una contraoferta de la contrata.

Tres meses de caos

27 de octubre de 2014. Se detiene al alcalde José María Fraile por su presunta implicación en la trama Púnica.

4 de noviembre. Beatriz Arceredillo, número tres de los socialistas, toma el mando pese a las presiones de su partido para que se apartase. El candidato oficial es Pablo Sánchez Pastor, hombre de confianza del líder regional Tomás Gómez, que fue alcalde de Parla.

3 de diciembre. Comienza una huelga encubierta de basuras en la ciudad que no se oficializa. Se intenta así presionar a la alcaldesa para que pague lo adeudado: más de cuatro millones de euros.

11 de diciembre. La jefa de Gabinete de la alcaldesa, Rocío González, denuncia ante la policía que, una semana antes, al revisar el despacho de su predecesor, Antonio Borrego (detenido en la Operación Púnica), halló unas setenta fichas de afiliados al PSM (con información personal y bancaria).

1 de enero de 2015. Arranca de forma oficial la huelga de basuras. Los trabajadores no han cobrado la paga de diciembre y Navidad pese a que el Ayuntamiento —que no paga a las empresas desde mayo— abona dos mensualidades (unos 1,4 millones), pero su deuda asciende todavía a casi tres millones de euros. Los servicios mínimos son del 50% en días laborables y del 70% en fines de semana y festivos. La mediación del Instituto Laboral no ha funcionado.

7 enero. El equipo de la alcaldesa aporta indicios de que la huelga de basuras tiene motivos políticos. Unos 50 afiliados socialistas pueden ser mandos del servicio.

9 de enero. Arceredillo ofrece pagar directamente a los huelguistas las dos mensualidades adeudadas y establecer un calendario de pagos que incluya los casi tres millones que se arrastran sin pagar.

“El Gobierno de la ciudad está esperando contestación de la empresa para mantener una reunión de carácter urgente que ponga fin a la huelga”, explicó en un comunicado la Alcaldía. “Si no se recibiese una respuesta con prontitud, el Ayuntamiento tomaría otras medidas para solucionar el problema”. Se refería a la intervención de la empresa pública Tragsa, demandada al Ministerio de Medio Ambiente.

La situación es muy grave. Fuentes municipales denuncian que hay farolas apagadas en algunas calles porque las ratas han roído los cables. Y la Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas (ANECPLA) ha alertado de una posible proliferación de ratas, cucarachas y otros organismos nocivos para la salud.

El miércoles la regidora emitió un bando en el que aseguraba haber abonado a la compañía las mensualidades que esta adeuda a los trabajadores y la culpaba de no hacer llegar el dinero a los empleados. Ya antes Parla había intentado pagar directamente la nómina, pero la empresa se negó y exigió un abono completo de 1,7 millones. Ricardo Mangue, representante de la federación de Servicios Públicos de UGT en Madrid, se lamenta: “La empresa dice que se ha gastado el dinero [de los sueldos] en pagar a proveedores, en gasoil, mantenimiento...”. Mangue confía en que UTE acepte el calendario de pagos que ha presentado por escrito la alcaldesa.

Este nuevo paso de Arceredillo en la negociación llega en medio de una guerra interna y otra externa. A la misma hora en que su jefe regional, Tomás Gómez, secretario general del PSM, que no la quería al mando del Ayuntamiento, cargaba contra ella en rueda de prensa por su gestión de la huelga, se veía obligada a demostrar que un nuevo asesor estaba contratado, en contra de lo denunciado por su concejal de Hacienda, Fernando Jiménez, ante el jefe de la Policía local. Y, horas después, la oposición (PP, IU y UPyD) se sumaba al caos con su decisión de encerrarse en el Ayuntamiento. El popular Miguel Ángel López, en representación de todos, anunció que no tienen intención de moverse hasta que “haya un preacuerdo por escrito que sirva para que los trabajadores de la contrata cobren lo que se les debe y que empiecen a recoger la basura”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Gómez carga contra su sucesora

El secretario general del Partido Socialista de Madrid, Tomás Gómez, cargó ayer sin miramientos contra la alcaldesa de su partido, Beatriz Arceredillo, quien no se apartó en noviembre para dejar que gobernase como alcalde el candidato de este, Pablo Sánchez Pastor. El motivo: la huelga de limpieza. “Yo tuve una huelga de basuras que duró 48 horas. No hay alcalde que no haya sufrido una huelga de un servicio público”, manifestó en rueda de prensa. “Un conflicto de estos suele durar unas horas, uno o dos días, se está alargando demasiado. Le pido que resuelva el conflicto”, reclamó, porque “si no, tendremos que emitir otra opinión”.

Durante la huelga de basuras que paralizó la capital en 2013, Gómez reclamó la dimisión de la regidora, Ana Botella. El político aconseja a Arceredillo “sentarse con su Gobierno municipal” y “escuchar a las personas que tiene en su Gobierno que tienen experiencia” para así “suplir las debilidades que puede tener”.

Gómez no quiso entrar a valorar las sospechas de intento de fraude en las primarias municipales de Parla. El equipo de la alcaldesa ha denunciado a la policía que ha encontrado las fichas de afiliación al PSOE de 50 personas que podrían ser mandos del servicio de basuras que está en huelga desde diciembre, al principio de forma encubierta. A su juicio, las acusaciones de la regidora responden al dicho: “¿Dónde vas? Manzanas traigo”.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Elisa Silió

Es redactora especializada en educación desde 2013, y en los últimos tiempos se ha centrado en temas universitarios. Antes dedicó su tiempo a la información cultural en Babelia, con foco especial en la literatura infantil.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS