Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La candidatura apoyada por Iglesias dirigirá Podemos en Barcelona

El consejo ciudadano encabezado por Marc Bertomeu afronta la confluencia con Guanyem

La candidatura oficialista, És clar que podem, la que cuenta con el apoyo explícito de Pablo Iglesias y el mismo nombre que utilizó él para ganar la dirección de Podemos, ha resultado la más votada en las elecciones para encabezar la formación en Barcelona. La candidatura, encabezada por el hasta ahora portavoz del partido en Barcelona, Marc Bertomeu, ha recibido el apoyo de casi el 60% de las 1.813 personas que han votado, una cifra baja de participación si se tiene en cuenta que podían votar cerca de 9.000 personas.

Marc Bertomeu (Barcelona, 1991) será pues el secretario general del Consejo Ciudadano de Podemos Barcelona y en el consejo ciudadano, formado por 24 personas, hay dos integrantes de la dirección nacional, Beatriz Rilova y Raimundo Viejo, muy próximos a Iglesias. Viejo y otros dos de los nuevos dirigentes, como Javier Toret o María Serrano, son además personas que también han participado en la creación de la candidatura a las municipales Guanyem, liderada por Ada Colau.

Bertomeu ha valorado que la candidatura És clar que Podem haya contado con el 59,3% de los votos: "Supone una buena base en la lógica de un consejo ciudadano", ha dicho. Sobre la baja participación, la ha lamentado --"las fechas navideñas no acompañan, pero hay que hacer autocrítica", ha dicho--, y ha afirmado que lo tendrán en cuenta con vistas a la elección de la dirección a nivel autonómico vinculada a una futura candidatura.

La dirección de Podemos en Barcelona afronta ahora el proceso de confluencia de la candidatura Guanyem, que aspira a aglutinar al partido de Iglesias, ICV y Procés Constituent para optar a la alcaldía de Barcelona. Bertomeu ha explicado que la dirección de Podemos en Barcelona "acabará de debatir en breve la propuesta de confluencia entre los distintos espacios de Guanyem y la planteará a la asamblea ciudadana" para que la someta a votación antes de final de enero.

En Barcelona, la candidatura que ha resultado vencedora fue recibida con malestar entre círculos sectoriales o de territorio de Podemos. Candidaturas como Participa Barcelona o Barcelona somos todos lamentaron en diciembre pasado haber sido excluidos de la de Bertomeu, que tacharon de “oficialista”, y recordaron que llevan meses trabajando desde todos los rincones de la ciudad y que no se les reconoce esa labor. La cuarta candidatura se denomina Podemos por la dignidad.

Además de nombres conocidos como el de Rilova, Viejo o Toret, en el consejo ciudadano que dirigirá Podemos en Barcelona hay activistas de barrio, con dilatada experiencia en sectores como la sanidad o la cultura, del movimiento estudiantil, expertos en movimientos sociales o historiadores.