Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juzgado de Girona rechaza las autoinculpaciones por el 9-N

El juez argumenta que no está investigando nada sobre la consulta alternativa sobre la independencia

Decenas de ciudadanos haciendo cola ante la sede del TSJC en Barcelona el pasado miércoles.
Decenas de ciudadanos haciendo cola ante la sede del TSJC en Barcelona el pasado miércoles.

El juzgado de Instrucción número 3 de Girona ha rechazado los formularios de autoinculpación que unos 160 gerundenses intentaron presentar este miércoles. En estos documentos se confesaban responsables del proceso participativo del 9—N. El juzgado, que es el que estaba de guardia, argumentó que una vez examinados los escritos “no se desprende ni una autoinculpación ni una confesión, ni una participación en hecho objeto de investigación en ninguno de los juzgados de este partido judicial”. Por este motivo resolvió devolver los escritos a sus propietarios, sin perjuicio que lo presenten “en el órgano que consideren pertinente”.

Decenas de gerundenses de diferentes formaciones políticas convocados por la Asamblea Nacional Catalana (ANC), hicieron cola desde mediodía en los juzgados de Girona. El objetivo era registrar en el juzgado de guardia los formularios en los que confesaban haber formado parte del proceso participativo que ha motivado una querella de la fiscalía contra el presidente de la Generalitat, Artur Mas, la vicepresidenta Joana Ortega y la consejera Irene Rigau por considerar que desobedecieron el veto del Tribunal Constitucional.

La abogada de la ANC, Marta Alsina, explico a los ciudadanos que esperaban fuera que, según la secretaria judicial, “no podían admitir el formulario”. Algunos de los activistas mostraron su indignación, especialmente porque el personal del juzgado les dijo que autoinculparse “era como presentar un papel en blanco”. Criticaron, además, la situación de Girona, ya que según ellos, en el resto de juzgados de Cataluña no han puesto problemas a la hora de aceptar estos documentos. Como medida de presión, entraron en el edificio judicial e intentaron acceder al juzgado de guardia para entregar el documento y exigir que se les informara individualmente. Finalmente, según la ANC, el juzgado ha aceptado, si los 160 presentes hacían una comparecencia conjunta, redactar un escrito argumentando las razones por las que no se aceptaban las “autoinculpaciones”.

El juzgado ha “inadmitido” los documentos, porque “no forman parte de ninguna de las funciones encomendadas al juzgado de guardia”. Además, la resolución judicial indica que “a pesar de las manifestaciones de los comparecientes”, una vez examinado el contenido de los escritos “no se desprende ni una autoinculpación ni una confesión, ni una participación en hecho objeto de investigación en ninguno de los juzgados de este partido judicial ni de la provincia”. Según la resolución “es simplemente una manifestación de haber participado en lo que los propios manifestantes denominan un proceso participativo”.

“En el juzgado nos han dicho que teníamos que presentar el escrito en el TSJC o en fiscalía” dijo posteriormente el dirigente de la ANC Jordi Pagès. La entidad promueve este proceso de “autoinculpaciones” pese a que los expertos aseguran que no tendrá ningún efecto jurídico.