Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fidel Pallerols, condenado ahora por defraudar 300.000 euros a Hacienda

El empresario andorrano, que ya fue sentenciado por el desvío de fondos de formación a Unió, deberá cumplir un año y medio

El empresario andorrano Fidel Pallerols. Ampliar foto
El empresario andorrano Fidel Pallerols.

Fidel Pallerols ha sido condenado, por segunda vez, por el desvío de subvenciones públicas que reveló la financiación ilegal de Unió Democràtica. La Audiencia de Barcelona ha sentenciado a un año y medio de cárcel al empresario andorrano por defraudar a Hacienda casi 300.000 euros. Pallerols elevó artificialmente el coste de los cursos de formación que impartían sus academias a parados, lo que le permitió pagar menos de lo que tocaba por impuesto de sociedades. Los centros recibían subvenciones de la Generalitat que, en parte, fueron desviadas al partido democristiano.

El empresario es el único de los condenados por el caso Pallerols que, además de la causa principal relacionada con las subvenciones, ha afrontado un juicio por fraude al fisco. El fiscal había pedido para él una pena muy superior: cinco años de cárcel, uno por cada delito fiscal, por un engaño que situaba en torno al millón de euros. Pero los magistrados consideran que, al repartir parte del dinero que dejó de pagar en impuestos con más personas, debe hacerse una división. De esa forma, algunos de los fraudes no superaron el umbral penal de los 120.000 euros.

Fidel Pallerols gestionaba empresas dedicadas a la enseñanza de informática y cultura. Las academias, subvencionadas por el Departamento de Trabajo, impartían cursos de formación ocupacional para parados y trabajadores. El empresario “ideó una forma de aparentar costes superiores a los reales” para pagar menos impuestos y “pactó con otros individuos” el desvío de esas cantidades. Cometió, concluyen los magistrados, dos delitos contra la hacienda pública, en 1996 y 1997, que suman 288.388 euros, según la sentencia, dictada por la Sección Segunda de la Audiencia de Barcelona. La resolución le condena a nueve meses por cada delito y al pago de una multa por las cuotas defraudadas.

El juez considera que Pallerols infló el coste de los cursos de formación

Los magistrados han aplicado al empresario la atenuante de “dilaciones indebidas” en su máximo grado, porque la causa ha tenido “periodos de paralización” que no se pueden atribuir a él ni a su defensa. Aunque los hechos se remontan a los años 90, recuerda la sentencia, el caso comenzó a investigarse en 2000 y no acabó hasta cinco años más tarde.

La causa principal del caso Pallerols se juzgó en 2013 y concluyó con una sentencia de conformidad entre las partes. Fueron condenados, a menos de dos años de cárcel, el exsecretario de Organización de Unió, Vicenç Gavaldà; el exdirector de Trabajo, su hermano Lluís Gavaldà, y Pallerols (siete meses). Pese a que las penas fueron menores, la Audiencia de Barcelona ordenó el ingreso en prisión de todos ellos para dar “ejemplo” y prevenir nuevos casos de corrupción. En julio de 2013, Pallerols obtuvo el tercer grado penitenciario. El caso acreditó que el empresario desvió parte del dinero de los cursos para parados (unos 400.000 euros) para comprar mobiliario de las sedes de Unió y pagar nóminas de militantes.

En el juicio por delito fiscal, el exconsejero de Trabajo de Unió Ignasi Farreres declaró como testigo y alabó la calidad de los cursos organizados por Pallerols. Farreres defendió “la alta inserción laboral de los estudiantes” y recordó que la Generalitat premió los cursos del empresario andorrano. Los extrabajadores de las academias también aplaudieron en la vista “la excelencia del material utilizado” para justificar su coste. La sentencia, sin embargo, desestima sus relatos porque todos ellos “tenían relación con el acusado” y con el entramado “del que se beneficiaban”. Un técnico de Hacienda, además, declaró que los materiales tenían una valoración “desorbitada” y que eran meros “apuntes y fotocopias sin demasiada calidad”.