Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Airef ve “muy difícil” que el Consell cumpla con los déficit de 2014 y 2015

La autoridad fiscal alerta de que las desviaciones pueden ser superiores al 1% pero no cuestiona que la Generalitat pueda pedir un adelanto del fondo de competitividad

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), encargada de vigilar el grado de cumplimiento de las políticas presupuestarias, ha señalado hoy de que existe "certidumbre de desviación" del objetivo de déficit de la Comunidad Valenciana tanto en 2014 como en 2015. La Comunidad Valenciana está en una situación similar a Cataluña, Murcia y Extremadura, a la que podrían añadirse otras tres autonomías más.

Según el informe de la Airef, la Generalitat acabará este año con un déficit del 2,2% al 2,4% del Producto Interior Bruto (PIB), pese a que el objetivo se fijó en el 1%. Respecto a 2015, el riesgo de desviación es del 1,1% del PIB cuando el objetivo fijado por el Ministerio de Hacienda es del 0,7%.

El organismo asesor del Gobierno reclama que las autonomías realicen una previsión "realista" de los ingresos. El informe señala que el Consell tiene base legal para incluir como ingresos 1.057 millones de euros procedentes del adelanto del fondo de competitividad que habitualmente se reciben de la Administración central dos años después, aunque advierte que esta cantidad no figura en los presupuestos generales del Estado. La rectificación de la autoridad fiscal, respecto al informe anterior, a instancias de la Consejería de Hacienda da un respiro al Consell, ya que deja de cuestionar la base legal para realizar la reclamación y da tiempo a la Generalitat para negociar con el Gobierno.

El consejero de Hacienda, Juan Carlos Moragues, indicó que, con este informe, "la autoridad fiscal da su aval a los presupuestos de la Generalitat para el próximo año". "Estamos reclamando la urgente revisión del modelo de financiación", continuó Moragues, "mientras esta revisión no se lleve a cabo, debemos acudir a las víasalternativas, como es la solicitud de ingresos a través del anticipo del fondo de competitividad".

"No caben más recortes y no se van a tomar medida que afecten a las áreas básicas", remachó el consejero.

En su último informe, la autoridad fiscal también constata que los 1.000 millones consignados en el plan de estabilidad financiera (PEV) no tenían cobertura presupuestario del Estado. En este caso, el Consell no incluyó esta cantidad como ingreso en el presupuesto de la Generalitat de 2014.