Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los funcionarios quieren prorrogar los presupuestos para cobrar la doble

Piden a Mas-Colell que no les “utilice” para sacar adelante las cuentas

Los 200.000 empleados públicos de la Generalitat han pasado, en los últimos días, de la seguridad de que el próximo año volverían a cobrar sus dos pagas dobles completas a la indignación de verse en el centro de la polémica sobre la aprobación de los Presupuestos de 2015. La Mesa de la Función Pública —organismo que representa a los trabajadores en las negociaciones— ya había denunciado en octubre que el Gobierno de CiU les use como “moneda de cambio” al negarse a celebrar reuniones antes del 9N. A esto le siguió un cierto alivio cuando, un día después de esa fecha, el Ejecutivo se comprometió a introducir las partidas necesarias en las cuentas catalanas para no recortarles, por cuarto año consecutivo, dos catorceavas partes de su salario. Esta semana, el consejero de Economía, Andreu Mas-Colell, matizó la promesa: la Administración ya ha cumplido con incluir la paga extra en los presupuestos; que que estos se aprueben está en manos de los partidos de la oposición.

El consejero se reafirmó el miércoles pasado en que la Ley de Presupuestos es “la forma clara y segura” para recuperar la paga doble. En una entrevista a la emisora Rac1, pidió a Esquerra que se abstuviera para facilitar su tramitación y criticó la propuesta de los republicanos de prorrogar las cuentas del año en curso: “Genera muchos interrogantes y hará difícil implementar los pocos aspectos expansivos que hay en el presupuesto”.

“No pedimos nada extraordinario, sino que nos paguen lo que toca”, dice CC OO

CC OO califica esta postura de “excusa de mal pagador”. El coordinador del Área Pública de CC OO, Xesús González, se niega a “decir al Gobierno qué fórmula usar” pero no contempla una prórroga como un obstáculo. “El Parlament cuando quiere, puede”, afirma. Su esperanza está en que la reunión que la Mesa tendrá el próximo martes con varios grupos parlamentarios se salde con un compromiso claro: “Sería una barbaridad que los trabajadores tengan que pagar las desavenencias de los partidos políticos”.

La prórroga es la opción más contemplada por los sindicatos. La Intersindical Alternativa de Cataluña (IAC) —que forma parte de la Mesa junto a CC OO y UGT— considera que bastaría con determinar una “reserva especial” cuando se dictamine la prolongación de las cuentas. “No sería la primera vez que hay una prórroga con un cambio de partidas para poder abordar estos pagos. Se ha hecho muchas veces para incrementar el salario de los funcionarios”, insiste Luis Blanco, portavoz de la agrupación. IAC confía en que, al final, los empleados públicos recuperarán su salario anual completo, pero que en el intermedio, el Departamento de Economía busca “generar tensión”.

UGT pide una ley extraordinaria de fondos adicionales. Xavier Casas, el responsable de UGT en la Administración catalana, defiende que los 400 millones de euros necesarios para no recortar una paga extra de 2015 salgan de lo que la Generalitat “ahorrará” gracias a la rebaja que el Gobierno central hizo a finales de julio de los intereses del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), que el sindicato estima en 1.400 millones: “Es una cantidad más que suficiente para las pagas dobles y más”.

Todos critican que la Administración haya puesto, de nuevo, a los funcionarios en el epicentro de una disputa política. “Mas-Colell no tiene escrúpulos en usarlos como escudos humanos para conseguir apoyo en el debate presupuestario”, lamenta Casas. “Entrega las cuenta tarde y mal. Desde hace cuatro años hemos servido como conejillos de Indias en los recortes”.

CC OO exige que los trabajadores del sector público no sean utilizados por los partidos políticos “como un arma arrojadiza” entre ellos. “No estamos pidiendo nada extraordinario sino que nos paguen lo que toca”, defiende González. IAC coincide: “No es que recuperemos una paga, sino que no se plantearán de nuevo estos recortes”, concluye Blanco.

Más información