Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SINDICATOS

ELA y LAB acusan al Gobierno de favorecer a Confebask en sus planes

Los sindicatos nacionalistas critican que el Ejecutivo "justifica" la supuesta "ilegalización"

Ainhoa Etxaide habla a los concentrados frente a Confebask. Ampliar foto
Ainhoa Etxaide habla a los concentrados frente a Confebask.

Los sindicatos ELA y LAB mantienen firma su batalla contra Confebask y Gobierno vasco. Un día después del comienzo del diálogo social, en el que se negaron a participar las mesas nacionalistas y mayoritarias, se han reunido este viernes frente al edifico de la patronal en Bilbao ara volver a lanzar su grito contra el documento que supuestamente reclamaba limitar la actividad de las organizaciones sindicales en el ámbito político. "El Gobierno parece estar de acuerdo con la decisión. Nadie necesita 11 días para comprobar la autoría de un documento. CC OO, UGT y el Gobierno Vasco solo han necesitado 11 días para avalarlo", ha manifestado la secretaria general de LAB, Ainhoa Etxaide, frente a los concentrados.

"El documento es real". Desde un atril y en formato de mitín, el secretario general de ELA, Adolfo Muñoz, se ha atrevido incluso a señalar como autora del punto en el que se propone la polémica alegación al decreto sobre estatutos sindicales del Gobierno español a una representante de Confebask en el Consejo de Relaciones Laborales. El informe hecho público por ELA reclamaba que se pueda dar de "baja" a los sindicatos ELA y LAB si persistían con su actividad y opiniones fuera del ámbito laboral. Para ambos sindicatos es, en su fundamento, una "ilegalización". El presidente de Confebask, "Miguel Ángel Lujua, que sigue negando su veracidad, debería comenzar investigándose a sí mismo", ha sentenciado Muñoz. La propia consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantza Tapia, presente el jueves en las negociaciones, ha opinado está mañana que la polémica sobre el supuesto documento está "zanjada" dado que el texto "no existe".

Aunque los ataques contra Confebask eran el tema principal de su agenda, ambos sindicatos han aprovechado la ocasión para arremeter también contra la mesa de diálogo social que echó a andar el jueves y que reunió a los sindicatos CC OO y UGT con la patronal y el Gobierno vasco. "Despreciar las mayorías que representan al 60% de los trabajadores, es antidemocrático y querer ilegalizarlos es de golpistas", apuntó Muñoz al declararse "enemigos" de ese sistema. "La mayoría sindical es en estos momentos un obstáculo".

El representante de ELA no ha querido olvidar tampoco del apoyo Confebask a Antonio Garamendi para presidir la CEOE y cuyo programa incluye "la unidad de España" y de "un mercado que potencia su marca". A su entender, este punto entra directamente en conflicto "con ser aliados de un gobierno que se hace llamar nacionalista".

La secretaria general de LAB ha cargado, por su parte, contra la estructura de diálogo social en Madrid, en la que se ha propuesto proveer a los parados de larga duración con 400 euros mensuales. "Es menos de lo que gana Lujua en un día", comparó. "En Euskadi han importado las mismas políticas sociales y políticas con las que quieren convencer de que caminamos hacia el final de la crisis y en las que nosotros no queremos participar", ha recordado. Etxaide tampoco ha querido olvidarse de los sindicatos que han pactado ambas mesas, a los que ha criticado por "apoyar las medidas de aplicación de la troika".

El centenar de manifestantes reunidos frente a la sede ha dado por concluido los discursos y protestas "a favor de la libertad sindical" y contra la "ilegalización" cantando la Internacional en euskera y el Eusko gudariak.