Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los grupos soberanistas presionan a Junqueras para que pacte con Mas

El presidente de la Generalitat y el líder de ERC se reunirán para acercar posiciones

El saludo de ayer entre Mas y Junqueras. Ampliar foto
El saludo de ayer entre Mas y Junqueras. AFP

El desmarque de Oriol Junqueras respecto al plan de Artur Mas para conseguir la independencia de Catalunya no ha gustado a las entidades soberanistas que durante los últimos años han reclamado desde la calle el “derecho a decidir”. La Asamblea Nacional Catalana, Òmnium Cultural, la Asociación de Municipios para la Independencia y el Pacto Nacional por el Derecho a Decidir pidieron ayer un acuerdo que haga confluir los planes del presidente de la Generalitat y del líder de Esquerra Republicana. Ambos se reunirán en breve para buscar puntos en común.

Junqueras se alejó de Artur Mas en dos asuntos que el presidente catalán considera capitales para el éxito del proceso soberanista. El líder de ERC no contempla acudir a las próximas elecciones catalanas con una lista conjunta con Convergència, sino que defiende que cada partido tenga su lista. Además, en caso de mayoría independentista en el próximo Parlamento, Junqueras aspira a declarar la independencia de forma automática sin esperar a los 18 meses de negociación con el Gobierno que defiende Artur Mas.

El líder republicano también marcó distancias con el president al reclamar mano dura contra la corrupción y políticas sociales claras. Sin citar a Junqueras, Mas pidió ayer “generosidad” y anteponer los “objetivos de país” a los “personales” o de “partido”.

Pese a estas discrepancias, las asociaciones soberanistas, que hasta ahora han ejercido una gran influencia sobre los partidos, reclaman que Convergència y Esquerra lleguen a un acuerdo. “Estamos esperanzados en que habrá pacto, porque no hay ninguna otra solución, y todos somos conscientes del momento trascendente que vivimos”, afirmó ayer la presidenta de la Asamblea Nacional Catalana, Carme Forcadell. La semana pasada Forcadell ya dijo que difícilmente Junqueras puede negarse a la lista única. Muriel Casals, presidenta de Òmnium, explicó en Radio Barcelona que no descarta formar parte de la lista unitaria que propone Artur Mas.

Quien más claro estuvo en defensa del plan de Artur Mas y en pedir a Junqueras una negociación fue el presidente del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir, Joan Rigol. “Debe haber diálogo y todo el mundo debe colocarse en el lugar que le corresponde. Espero que habrá un encuentro entre Mas y Junqueras para encauzar los pasos a seguir”, dijo Rigol, antes de añadir que debe tomarse en cuenta el “liderazgo de Artur Mas”. Según Rigol, que ayer aseguró hablar a título personal, el plan de Mas destaca por encima del de Junqueras porque prevé una doble votación sobre la independencia (la de las próximas elecciones a través de los programas y la de ratificación final de la secesión, después de otros comicios). En su opinión, la propuesta de Junqueras es “más frentista” y basada en “hechos consumados”.

Contra la querella

El Pacto Nacional por el Derecho a Decidir, que engloba a 3.000 entidades catalanas, presentó ayer un manifiesto crítico con la querella contra el presidente de la Generalitat por el 9-N. La entidad se declaró también “corresponsable” de la votación.

La fiscalía ha pedido al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que acumule la veintena de querellas presentadas a propósito del 9-N. Considera que se trata de “delitos conexos” y que se dirigen contra miembros del Gobierno catalán.

La situación política en Cataluña está aparentemente en un callejón sin salida. Mas dijo que solo convocará elecciones anticipadas si sirven para medir el grado de apoyo a la independencia, lo que en su opinión implica que los principales partidos soberanistas se presenten bajo la misma lista. La duda es si Mas podrá aguantar la presión para que disuelva el Parlament pese a la negativa de Junqueras a sumar fuerzas. Una de las bazas de ERC para forzar las elecciones es rechazar los presupuestos de la Generalitat que comenzarán a tramitarse en el Parlamento el 16 de diciembre. Si ERC no vota las cuentas o Mas no encuentra apoyos alternativos en el PSC, la legislatura catalana podría entrar en su recta final de manera irreversible, aseguran fuentes parlamentarias.

De ahí que Mas quiera hablar con Junqueras no solo del plan independentista, sino también de los Presupuestos. La portavoz de Convergència, Mercè Conesa, admitió ayer que hay una distancia “importante” entre los planes de Mas y los de Junqueras. La CUP también se desmarcó del plan de Artur Mas y ayer se acercó a la propuesta de Esquerra.

Más información