Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno equipara los grupos nazis con los independentistas

El diputado Ricardo Sixto pregunta al Gobierno por la presencia de ultras el 9 d'Octubre

El parlamentario del GIP lamenta la "poca contundencia de la actuación policial"

El Ministerio del Interior ha equiparado la presencia de grupos ultra, de ideología fascista y simbología neonazi, con la de los grupos que reivindicaban la independencia del País Valencià con banderas esteladas en los actos conmemorativos del pasado 9 d'Octubre. Lo ha hecho en respuesta a una pregunta del diputado del Grupo Izquierda Plural (GIP) Ricardo Sixto, que ha pedido explicaciones al Gobierno por la actuación [permisiva] de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado a la hora de controlar la presencia de grupúsculos de extrema derecha en las manifestaciones cívicas de ese día.

Interior reconoce en la respuesta escrita que es habitual que los actos oficiales, como los del día de la Comunidad Valenciana, sean aprovechados por colectivos ciudadanos y grupos y partidos políticos para manifestarse y hacer públicas sus reivindicaciones.

 Así, el ministerio dice que, "entre estos colectivos, en su mayoría de carácter pacífico, aparecen minorías de signo radical, tanto de extrema derecha como de extrema izquierda, que protagonizan actos de provocación con sus banderas, pancartas, gritos y soflamas, alterando el clima de tranquilidad reinante".

El Gobierno equipara, en referencia a lo sucedido el pasado 9 d'Octubre en Valencia, las manifestaciones y concentraciones de grupos de extrema derecha, como España 2000 o la Asociación Nueva Reconquista-Valencia NR, y la de grupos radicales de extrema izquierda y del independentismo catalán, que provistos de banderas conocidas como estelades, reclamaron públicamente la independencia del País Valencià o de los llamados Països Catalans".

En este contexto, los policías de paisano detectaron en la Procesión Cívica de la Reial Senyera, que tuvo lugar al mediodía en la ciudad de Valencia, la presencia de dos banderas con simbología nacionalsocialista [neonazi], en concreto cruces célticas sobre fondo negro y rojo, prosigue la nota de Interior. La exhibían unos 50 jóvenes de la asociación Valencia-NR, "que en algunos momentos profirieron gritos y gestos de signo fascista".

Según la respuesta, los agentes exigieron a los jóvenes que portaban las banderas que las retiraran, y lo hicieron de inmediato, "sin volver a mostrarlas". La prioridad, según Interior, fue evitar a toda costa que se produjeran conflictos graves "derivados de enfrentamientos entre grupos radicales de ideología opuesta, que se encontraban cerca". 

Una vez controlado el riesgo, "se pudo identificar a la mayoría de los asistentes a la manifestación extremista" para valorar la comisión de posibles delitos penales que pudieran ser comunicados al ministerio fiscal. 

Simbología ilegal

Para el diputado de Izquierda Plural Ricardo Sixto "resulta muy preocupante que el Ministerio del Interior equipare una manifestación convocada por partidos políticos, sindicatos y asociaciones como Escola Valenciana con un grupúsculo neonazi que llevaba simbología ilegal y que amenazó a ciudadanos".

El diputado ha lamentado la "poca contundencia de la actuación policial" y la "poca concreción de las medidas policiales contra este lamentable espectáculo". Sixto ha recordado que "en Alemania y otros países de la Unión Europea, los neonazis habrían acabado en el calabozo".

Con esta respuesta, según ha explicado Sixto, "el Ministerio del Interior ni siquiera puede explicitar el número de personas identificadas ni los delitos que habrían cometido".

"Si el Gobierno considera que un partido político legal y pacífico es un grupo radical dispuesto al enfrentamiento, es que en el Ministerio del Interior hay un grave problema", ha concluido Sixto.

Más información