Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno vasco acepta llevar el debate del ‘fracking’ al Parlamento

Erkoreka recuerda que el Tribunal Constitucional ha anulado las leyes autonómicas que lo prohibían en La Rioja y Cantabria

Personas contrarias al 'fracking' presentan en el Parlamento vasco una iniciativa legislativa popular contra el método de extracción del gas.
Personas contrarias al 'fracking' presentan en el Parlamento vasco una iniciativa legislativa popular contra el método de extracción del gas.

La iniciativa legislativa popular para prohibir la fracturación hidráulica para extraer gas del subsuelo, o fracking, se discutirá en el Parlamento, aunque su puesta en práctica será más complicada. Así lo ha confirmado el portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, quien, pese a haber anunciado que el Consejo de Gobierno, reunido este martes, se muestra favorable a que la ILP se discuta, ha recordado también a los grupos parlamentarios que el Tribunal Constitucional ya ha anulado “inequívocamente” las legislaciones contra el fracking impulsadas en Cantabria y La Rioja, por considerarlo fuera de las competencias autonómicas.

Erkoreka no ha aclarado, aun así, la posición del PNV frente al fracking, pero ha subrayado que siempre se deberá cumplir la “exigente y rigurosa” normativa medioambiental vigente. “Si el Parlamento decide modificarla y elevar los estándares, siempre cumpliremos las previsiones legales relativas al medio ambiente, ya que es uno de los bienes jurídicos a proteger por este Gobierno”, ha manifestado.

Fracking Ez Araba

Erkoreka ha recordado, además, que el TC está estudiando ahora la legalidad de las normativas que prohíben las técnicas de extracción en Navarra y Cataluña, y ha asegurado que antes de que llegue al Parlamento vasco, el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas advertirá al Gobierno de que no es de su competencia.

La plataforma Fracking Ez Araba presentó una ILP para controlar y prohibir esta extracción energética de la Comunidad que recibió el respaldo de 103.589, muy por encima de las 30.000 que se exigen para poder tramitar una ley de este tipo en el Parlamento. Municipios como Kuartango o Urkabustaiz, en Álava, donde el Gobierno vasco ha comenzado a sondear la posibilidad de llevar a cabo la fracturación, fue donde la iniciativa tuvo más éxito. Por provincias, en Álava se recabaron 42.882 apoyos, en Bizkaia 39.412 y en Gipuzkoa 21.295.