Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valencia prohíbe celebrar el día contra el sida frente a la catedral

El Ayuntamiento alude a una ordenanza que restringe el uso la Plaza de la Virgen

Instalación en la Plaza de la Virgen en el día contra el sida 2011. Ampliar foto
Instalación en la Plaza de la Virgen en el día contra el sida 2011.

El Ayuntamiento de Valencia ha prohibido a la Coordinadora de Asociaciones de VIH y sida de la Comunidad Valenciana (Calcsicova) celebrar el día internacional contra la enfermedad (1 de diciembre) en la plaza de la Virgen donde se lleva realizando desde el año 2000. La coordinadora ha asegurado que el Consistorio ha denegado el permiso 15 días antes del sábado 29 de noviembre, cuando iban a instalar mesas informativas, repartir preservativos y hacer actuaciones de concienciación contra el contagio. Pese a haber emitido un documento oficial en el que desestima de forma explícita la autorización, el equipo de Rita Barberá ha asegurado que no ha denegado ninguna actividad puesto que, asegura, no es su competencia.

El pasado 27 de junio se aprobó una modificación de la Ordenanza de Ocupación del Dominio Público Municipal en la que se blindaba el uso de las dos principales plazas de la ciudad, la del Ayuntamiento (donde acampó el movimiento 15-M en 2011) y la de la Virgen (frente a la catedral) a actividades organizadas por el propio Ayuntamiento o en las que participase este.

El Consistorio ha justificado este lunes que la negativa a la petición de Calcsicova “ha ido precisamente en este sentido” porque dice que, según la citada ordenanza, el Ayuntamiento solo puede autorizar estos actos y “es a la Delegación del Gobierno y no al Ayuntamiento” a quien corresponde autorizar cualquier otra actividad.

El documento en que el Consistorio “desestima” la petición de la coordinadora, no menciona ni una sola vez a la Delegación de Gobierno y en su argumentación no se explicita falta de competencias. El Ayuntamiento acuerda “desestimar la solicitud” de la coordinadora “de conformidad con el criterio municipal de carácter restrictivo, en cuya virtud se dispone que no se autorizará ninguna solicitud” de ocupación del “espacio central de la Plaza de la Virgen”, quedando el mismo “reservado para los actos que puedan organizar el Ayuntamiento, así como para aquellos en los que participe o colabore este”.

Calcsicova asegura que en los 14 años que celebra el evento siempre ha pedido permiso, por un lado a la Delegación de Gobierno (que ya ha autorizado) y por otro al Consistorio que, en este caso, ha decidido denegarlo. "Estamos verdaderamente indignados. Una fecha considerada internacionalmente como un acto de tolerancia, respeto, recuerdo y obstinación por la mejora de la salud de la sociedad es prohibida por el Ayuntamiento como si fuese algo burlesco o delictivo", ha criticado el presidente de la coordinadora, Carlos Manuel Gómez. Calcsicova ha anunciado la presentación de un recurso de reposición contra la decisión municipal.

Esta no es la primera vez que el Consistorio pone trabas. En 2010, la coordinadora denunció que el Ayuntamiento intentaba impedir los actos porque la presencia de actores disfrazados de curas repartiendo preservativos era una “mofa contra la Iglesia”. Días después, el Ayuntamiento negaba haber prohibido los actos y se permitió su celebración.

"En aquella ocasión, el Ayuntamiento reconsideró su garrafal error y permitieron el desarrollo de las diferentes actividades. Esperamos que este año ocurra lo mismo, y el pleno se retracte, a pesar del intolerable insulto que esta denegación supone para todas las personas afectadas y fallecidas por esta enfermedad", ha explicado el presidente, Carlos Manuel Gómez.

Más información