Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
salud

La vía administrativa resuelve las demandas por publicidad engañosa

El fiscal superior del País Vasco destaca que este tipo de procedimientos no son frecuentes

Asistentes a la jornada sobre publicidad engañosa en el área de la salud celebrada este viernes en San Sebastián.
Asistentes a la jornada sobre publicidad engañosa en el área de la salud celebrada este viernes en San Sebastián.

Las demandas por publicidad engañosa en el área de la salud "no es algo que se presente con demasiada frecuencia" en el ámbito civil y penal en Euskadi, según ha indicado hoy el fiscal superior del País Vasco, Juan Calparsoro. Calparsoro ha hecho esta afirmación en la jornada Publicidad sanitaria y publicidad engañosa. Riesgos para los pacientes, organizada por el Colegio de Dentistas de Gipuzkoa en San Sebastián. La vía administrativa es la "tradicional" para resolver este tipo procedimientos en la que el fiscal no interviene, al contrario de lo que ocurre con la civil y la penal, donde su "legitimidad es total" para intervenir en defensa del consumidor, ha señalado.

Ha asegurado que, en su caso, no ha intervenido nunca en una causa penal de este tipo, aunque ha recalcado que su interlocución es "permanente" con entidades como Kontsumobide para hacer frente a los problemas de los consumidores, entre los que destacan los relacionados con las empresas de telefonía móvil y ofertas de trabajo falsas.

En esta mesa redonda también ha participado, entre otros, el titular del Juzgado de lo Mercantil número 1 de San Sebastián, Pedro José Malagón, quien tras exponer una sentencia contra Vitaldent por publicidad engañosa de un juzgado de Madrid, dictada en marzo, ha señalado que hay que establecer "controles o barreras" para evitar que se produzca.

El presidente del Colegio de Dentistas de Gipuzkoa, Tomás Gastaminza, ha expresado su "honda preocupación" por el "mercadeo sanitario", que en su opinión "está confundiendo a un gran número de pacientes". Ha hablado, por ejemplo, de los presupuestos que van acompañados de la coletilla "desde" o con "garantías de por vida", lo que es "impensable en el ámbito de la salud". "Es necesario seguir el ejemplo de países como Francia, Alemania o Bélgica, donde la publicidad sanitaria está prohibida o muy restringida para proteger mejor al ciudadano. Son las instituciones que nos rigen las que tienen que frenar esta espiral. Ese es el espejo en el que nos tenemos que mirar", ha afirmado.