Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Salud señala al Sant Pau como uno de los hospitales menos eficientes

La Generalitat penalizará en los presupuestos a los centros con bajos resultados

Hospital Sant Joan, de Reus. Ampliar foto
Hospital Sant Joan, de Reus.

El Departamento de Salud ha sometido a examen la eficiencia de los hospitales de la red pública catalana y no todos los centros han salido bien parados. Mientras que el Clínic de Barcelona ha resultado ser el más eficiente de los 64 hospitales del Sistema Integral de Utilización Pública (SISCAT), el Sant Pau, el Sagrat Cor y el Sant Joan de Reus se han quedado a la cola como unos de los centros que contemplan el mayor número de "actividades clínicas inapropiadas o desproporcionadas", según revela el último informe de la central de Resultados de la Agencia de Calidad y Evaluación Sanitaria (AQuAS).

“Los pacientes pueden estar tranquilos porque todos los centros atienden igual de bien; simplemente se trata de aspectos técnicos”, se adelantó a puntualizar Josep Maria Argimon, director del AQuAS, ante la percepción que pueden tener los usuarios de los hospitales que se han quedado en la cola del ránking. Salud se ha centrado en una decena de indicadores –como la gestión de las urgencias, el porcentaje de ingresos superiores a 20 días en cirugía de cadera o ictus y el número de hospitalizaciones potencialmente evitables- para evaluar el uso que hacen los centros de los recursos hospitalarios con los que cuentan. “Los hospitales tienen un potencial clínico poderoso, pero cuando su actuación no está bien orientada, no solo malgastan recursos, sino que también pueden añadir complicaciones y riesgos innecesarios para las personas”, reza el informe de AQuAS.

El Clínic encabeza la clasificación de Salud de los centros más efectivos de Cataluña

Con todo, Argimon insistió en que “no hay hospitales buenos ni malos, sino cosas en las que hay que mejorar”. De hecho, el hospital de Sant Pau, pese a tener valores desfavorables respecto a la mediana de Cataluña en hospitalizaciones evitables por insuficiencia cardíaca crónica, en pacientes con ictus ingresado más de 20 días o en la estancia media de ingreso de recién nacidos muy prematuros, es el centro sanitario mejor valorado por los pacientes. Asimismo, el hospital de Mollet, que tiene unos índices de eficiencia según Salud por encima del nivel estándar, es –junto al Santa Caterina de Girona- uno de los centros con los índices de satisfación en los servicios de urgencias más bajos a ojos de los pacientes.

Por su parte, el Sant Joan de Reus, con unas colosales instalaciones que funcionan a medio gas, sí ha salido mal parado del examen al que lo ha sometido Salud. El hospital tarraconense suspende en una retahíla de indicadores, como en el bajo porcentaje de altas quirúrgicas en hospitalizaciones por cáncer de mama, las altas tasas de hospitalización evitable y los índices elevados en las estancias de más de 20 días en pacientes con cirugía de cadera o ictus.

El director del AQuAS justificó que el ránking servirá para que los hospitales “puedan mejorar comparándose con los centros de su entorno”, pero advirtió además, de que los malos resultados tendrán “consecuencias”. El departamento penalizará a través de los presupuestos del año que viene a los hospitales menos eficientes. Salud reducirá la parte variable de los presupuesto —vinculada al logro de objetivos y que supone un 5% del total— en función de los resultados.

Además del Clínic -como el más eficiente de los hospitales de alta tecnología-, a la cabeza del ránking también se encuentra el hospital de referencia de Verge de la Cinta de Tortosa (Baix Ebre) y el comarcal de Olot (Garrotxa). La mayoría de los centros sanitarios –entre ellos casi todos los del Instituto Catalán de la Salud (ICS) se encuentra en lo que Salud llama “nivel estándar”, es decir, que la mayoría de sus indicadores de eficiencia rondan la mediana de Cataluña.