Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sierra Nevada entra en la élite internacional de los parques naturales

La UICN incluye al espacio protegido andaluz en la Lista Verde

Doñana tendrá que esperar a principios del próximo año

El Parque Nacional de Sierra nevada desde el Cerro de los Pollos.
El Parque Nacional de Sierra nevada desde el Cerro de los Pollos.

El Parque Nacional de Sierra Nevada ha entrado este viernes en la élite de los espacios protegidos. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) ha hecho pública la denominada Lista Verde de las zonas protegidas del mundo, que pretende reconocer la gestión de las reservas del planeta. De los 23 parques que se han incluido en el listado, el granadino es el único representante español. La UICN destaca el equilibrio en Sierra Nevada entre la "conservación del frágil ecosistema de montaña y el rico patrimonio cultural" unido al turismo.

China y Francia son los dos países con más espacios protegidos reconocidos por la UICN, que celebra en la ciudad australiana de Sidney el Congreso Mundial de Parques. Seis reservas chinas han entrado en la Lista Verde, entre las que destacan Tangjiahe, hábitat del panda gigante. En Francia, cinco espacios han sido destacados por la UICN.

Colombia, con tres, es el único país latinoamericano que ha conseguido entrar en el listado ahora, aunque está previsto que más espacios protegidos se vayan sumando.

Doñana, también en Andalucía, aspiraba a entrar en la lista en esta primera tacada. Pero su inclusión ha quedado pendiente de una inspección que realizarán representantes de la UICN a principios del próximo año, según han indicado fuentes de la Administración andaluza. Sobre Doñana, que tiene también el reconocimiento como Patrimonio de la Humanidad, planean algunos proyectos que podrían poner en peligro su equilibrio, como ha indicado en varios informes la Unesco.

Una de las principales amenazas para este humedal es el uso descontrolado del agua para la agricultura. La Junta de Andalucía prepara desde hace años un plan de ordenación que aspira a regular la utilización del agua en Doñana, pero aún no ha sido aprobado definitivamente. Otra de las amenazas, según la Unesco y la UICN, es el proyecto de extracción y almacenamiento de gas en el subsuelo del espacio protegido. El Gobierno andaluz mantiene paralizadas las autorizaciones, pese a que el Ejecutivo central ha dado su visto bueno. Gas Natural, promotora de esta actuación, ha reclamado a la Administración regional 358 millones de euros por ese veto.