Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPERACIÓN PúNICA

Alcalá exigió para organizar sus fiestas a un artista que llevaba Waiter Music

La empresa de conciertos de Huerta Valbuena, detenido en la Operación Púnica, fue la única que se presentó en 2013

Un furgón policial con detenidos de la Operación Púnica, el pasado jueves. Ampliar foto
Un furgón policial con detenidos de la Operación Púnica, el pasado jueves. EFE

El Ayuntamiento de Alcalá de Henares, gobernado por el Partido Popular, contrató en 2013 a Waiter Music, la empresa de José Luis Huerta Valbuena —detenido en la Operación Púnica— especializada en la promoción de conciertos y eventos, booking de artistas y gestión de recintos para eventos, para organizar la programación de la Semana del Mayor en septiembre de ese año.

Waiter Music fue la única compañía que concurrió al concurso, que exigía la actuación de un conocido cantante español, según figura en los pliegos de condiciones, a los que ha tenido acceso EL PAÍS. La firma tenía a dicho artista entre sus “productos”. La concesión fue de 34.969 euros, IVA incluido.

La Junta de Gobierno municipal, presidida por Javier Bello —alcalde desde julio de 2012, tras la renuncia de Bartolomé González, también del PP—, aprobó la adjudicación el pasado 29 de julio de 2013.

El portavoz local del Partid Socialista, Javier Rodríguez Palacios, afirma que la adjudicación de la Semana del Mayor de 2013 “es el mejor ejemplo acreditado hasta ahora de cómo se arreglaban contratos para ser ganados por el que convenía”. “Es un contrato sencillo en el que se ve con claridad que el requerir a un cantante concreto es la clave para ahuyentar la libre concurrencia”, asegura. Por poner un ejemplo, en el contrato de la Semana del Mayor de 2011 de Alcalá, se requirió la actuación de un artista “de relevancia nacional”, pero sin especificar quién debía ser.

Alcaldes del PP y del PSOE consultados coinciden en que incluir en los pliegos de condiciones la actuación de un artista en concreto “vicia” el proceso y “dificulta que sea abierto”. “Lo normal es sacar un contrato para organizar las fiestas por un lado, mientras que el Ayuntamiento negocia por su cuenta el cartel de cantantes. Son procesos independientes”, observa un regidor regional. “Que se incluyera el nombre de un artista específico en las condiciones a cumplir para obtener el contrato llama la atención, pero eso no quiere decir que el artista supiera algo. Para nada. Lo que sucede es que los grupos musicales suelen tener representantes distintos de una comunidad autónoma a otra que les organizan bolos de forma territorial. El cantante se limita a ir al sitio, subir al escenario y cantar”, apunta otro alcalde veterano, que recuerda que Walter Music era uno de los referentes del sector en la región.

Los criterios técnicos para la contratación artística de la Semana del Mayor de 2014 también incluían entre sus requisitos el concierto de otra figura concreta de la canción melódica en la plaza de toros. El pasado 21 de julio, la Junta de Gobierno concedió el concurso, de 27.999,40 euros, a Taurina Alcalaína, la única empresa que se presentó, que es la titular de la concesión administrativa de la plaza de toros del municipio. En septiembre de 2011, el gobierno municipal, con Bello como primer teniente de alcalde, autorizó que los eventos artísticos y espectáculos no taurinos del coso los realizara Waiter Music.

La petición la formuló, por parte de Taurina Alcalaína, Ramón Castro Salvador. Se da la circunstancia de que Huerta Valbuena y Castro Salvador fueron administradores solidarios de Círculo de Ocio, compañía para la promoción de espectáculos y explotación de bares y barras al aire libre, creada el 13 de noviembre de 2012 con un capital social de 3.000 euros. La dirección de su domicilio era la misma de la plaza de toros de Alcalá. Tanto Huerta como Castro cesaron en sus cargos en Círculo de Ocio el pasado 21 de octubre, seis días antes del inicio de la Operación Púnica.

El Ayuntamiento de Alcalá publicó la semana pasada un comunicado en el que señalaba que Waiter Music había organizado, “sólo y exclusivamente”, las fiestas de 2013, además de la Semana del Mayor. El Ayuntamiento señaló que la compañía, “la única” que concurrió para encargarse del “servicio de contrataciones artísticas, cabalgatas y otros espectáculos”, terminó siendo la adjudicataria “al cumplir todos los requisitos establecidos por los correspondientes pliegos técnicos y administrativos”, que fueron “valorados por la correspondiente mesa de contratación”.

La concesión fue de 425.000 euros, IVA incluido. Waiter Music también se postuló para realizar las fiestas de 2012 y 2014. Finalmente, no las organizó.

“El Ayuntamiento de Alcalá, y en particular su alcalde, están ocultando información sistemáticamente, puesto que disponen de todos los documentos aportados y además fueron aprobados por el propio Bello. No puede presentarse como una víctima”, afirma Rodríguez Palacios.

El Pleno municipal aprobó el jueves la creación de una comisión de investigación, que hoy celebrará su primera sesión, para conocer el alcance de los contratos con Waiter Music y Cofely (firmado este último a finales de 2013 por 14 millones, pese a que, por ejemplo, el informe externo que sirvió para adjudicar el concurso fue pagado por la propia empresa). El Ayuntamiento remitirá el contrato a la Fiscalía Anticorrupción.

El PSOE (nueve concejales) y UPyD (dos) pidieron que se crearan dos comisiones de investigación, una para cada empresa. Frente a su propuesta, el PP (12 ediles) e IU (tres) votaron la composición de una sola, que presidirá la portavoz de IU.

El Ayuntamiento de Alcalá niega “interés alguno” en que la adjudicataria del contrata de las fiestas de 2013 fuera Waiter Music, y subraya que, a diferencia de otros municipios de la región, apenas ha trabajado con esta empresa.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram