Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas-Colell presentará Presupuestos a pesar de la negativa de ERC a apoyarlos

"Está decidido. La máquina está trabajando a toda intensidad", afirma el consejero

Andreu Mas-Colell, consejero de Economía.
Andreu Mas-Colell, consejero de Economía.

El consejero de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell, aseguró ayer que el Ejecutivo catalán ha decidido llevar al Parlament los Presupuestos para el año que viene a pesar de que ERC cerró la puerta a apoyarlos. Tras una interpelación de la diputada socialista Alícia Romero, Mas-Colell explicó que el Ejecutivo ha debatido “intensamente e internamente” la conveniencia de elaborar unas cuentas para 2015 después de que “se interrumpieran las conversaciones dentro del pacto parlamentario” con los republicanos. “Es mejor presentar Presupuestos que ir a una prórroga. Está decidido. La máquina está trabajando a toda intensidad”, remachó el titular de Economía.

En realidad, Mas-Colell confirmó lo que por la mañana ya había anunciado el presidente de la Generalitat, Artur Mas. En respuesta a una pregunta de Ciutadans en la sesión de control al Gobierno, Mas afirmó: “Llevaremos los Presupuestos al Parlament. No lo hemos hecho hasta ahora porque se nos ha dicho que no nos los apoyarían de forma explícita, por lo que estamos en una situación de incertidumbre”, en referencia a la negativa del líder de ERC, Oriol Junqueras, a apoyar las cuentas.

El líder de los socialistas, Miquel Iceta, se ofreció a empezar a negociar las cuentas de 2015. Mas, sin embargo, le espetó: “¿Por qué en el punto dónde estamos no se suman al proceso participativo?”. “Si ustedes están, después seguro que es más fácil hablar del resto de cosas”, añadió. Iceta argumentó que ni un adelanto electoral ni una prórroga presupuestario serían una buena noticia porque supondrían nuevos recortes, por lo que pidió a Mas que se apresure a llevar las cuentas: “Quizás deberíamos empezar a hablar antes que sea demasiado tarde”.

Por la tarde, Alícia Romero instó a Mas-Colell a presentar las cuentas para poder debatirlas y planteó una batería de medidas para que los socialistas puedan apoyarlas. En concreto, el PSC reclamó una reforma fiscal que incluya una subida de los impuestos de Sucesiones y Patrimonio; nuevos tributos para las grandes fortunas y la convocatoria de oposiciones al sector público.

Mas-Colell planteó tres problemas para elaborar las cuentas: la “imposición” de un objetivo de déficit del 0,7% del PIB, la insuficiencia de las transferencias del Estado y el hecho de que el gasto es “inflexible” al ciclo. Sobre este último capítulo, Mas-Colell insistió en que “se ha llegado al límite” y recordó que la llegada de más ingresos el año que viene solo podrá confiarse a la “negociación” con Hacienda.