Fernández apremia a abrir el capital de Kutxabank a terceros

Asegura que los buenos resultados de los exámenes del BCE permiten al banco y a sus accionistas llevar la iniciativa en un proceso que dista mucho de "perder el control de la entidad"

Mario Fernández e Ignacio Sánchez Asiain
Mario Fernández e Ignacio Sánchez AsiainFERNANDO DOMINGO-ALDAMA

Cara y cruz. El presidente de Kutxabank, Mario Fernández ha calificado de "muy positivos" los datos de los exámenes del BCE a la banca europea, que les han aupado hasta el número uno el ranking en solvencia, y al 14 de los de la UE. En una conferencia de prensa apenas 48 horas después de conocerse esos datos, ha explicado que los números ratifican "el rigor" con el que actúa el banco, y consolidan los parámetros de "riesgo" con los que se mueve en el mercado. Hasta ahí lo bueno. Pero por otra parte ha lamentado que el resultado de "la campaña puesta en marcha para perjudicar a Kutxabank" con el debate sobre la transformación a fundaciones de las tres antiguas cajas, especialmente en la Kutxa, de Gipuzkoa con la resistencia de la izquierda abertzale y el sindicato mayoritario ELA, ha supuesto una "pérdida de tiempo" en un entorno en el que no tomar decisiones al ritmo de los cambios es perder posiciones.

¿Es malo tener más de una fuente de ingresos?

En ese contexto el presidente de Kutxabank ha apremiado a recuperar el tiempo perdido y acelerar "el proceso de reflexión" que permita definir "qué queremos ser de mayores", es decir cómo empezar a pelear, ya abiertamente en el mercado europeo con las mismas armas que tienen los demás. En su opinión esas armas son, o bien cotizar en bolsa, o disponer ya de un escenario temporal pactado con el Banco de España para salir al parqué del mercado de valores, aunque conocedor de los problemas y resistencias que genera ese paso, ha asegurado que de momento se conforma con quedarse en el escalón anterior:  "Me conformo con abrir el capital" a nuevos accionista, ha asegurado. 

Una apertura que en su opinión constituiría una excelente noticia para las fundaciones bancarias, es decir los tres accionistas mayoritarios de Kutxabank, BBK, Kutxa y Vital,  ya que permitiría eliminar la dependencia de los ingresos de las fundaciones de los beneficios del banco. "¿Es malo tener más de una fuente de ingresos para alimentar la Obra Social", ha preguntado, "¿No es mejor que además de papelitos ganen euros con inversiones?"

Tarjetas opacas: "Un asalto"

El presidente de Kutxabank, Mario Fernández, ha criticado que el caso de las tarjetas opacas de Caja Madrid y de Bankia representan un "asalto" en toda regla a los ciudadanos, y algo "increíble y absolutamente inmoral".  Fernández ha asegurado que los consejeros de Kutxabank, y antes los de las tres cajas vascas, sus  accionistas -BBK, Vital y Kutxa-, solo cobran la dieta por asistencia a las reuniones del consejo, de "190 euros brutos, y ni un clavel más". Ha explicado que ningún consejero de Kutxabank, excepto los directivos, como trabajadores del banco, tiene tarjeta de la entidad y que los que disponen de ella, como él mismo, solo la pueden usar para los gastos y con la presentación de los recibos correspondientes para justificarlos. "En Kutxabank no tenemos ningún problema en ese sentido", ha aseverado.

Fernández ha explicado que diversificar ingresos es equivalente a diversificar riesgo y eso les va a dejar a las tres entidades en una mejor posición para decidir qué y cuanto gastar en la  Obra Social, y más cuando como este pasado año ha sido el Banco de España el que ha definido qué porcentaje de los beneficios estaban sometidos a reparto entre los accionistas.

El presidente de Kutxabank ha explicado que no comprende la resistencia al cambio en general que hay en algunos sectores, y ahora, en su opinión se ha producido un cambio funamental, es decir que desde el primero de enero de 2014 Kutxabank ya es un banco europeo y además desde el próximo martes día 4, el supervisior va a ser el BCE. "Pero además hay otras muchas diferencias a las que hay que adapratse, no vale con resistiorse, como que nosotros no podemos hacer una ampliación de capital. Mi criterio es que igual es conveniente que corramos con vehículos parecidos, es decir nos adaptemos a la nueva realidad, y eso dista mucho tener como consecuencia la famosa pérdida de control o alejamiento", ha explicado.

Sobre la firma

Pedro Gorospe

Corresponsal en el País Vasco cubre la actualidad política, social y económica. Licenciado en Ciencias de la Información por la UPV-EHU, perteneció a las redacciones de la nueva Gaceta del Norte, Deia, Gaur Express y como productor la televisión pública vasca EITB antes de llegar a EL PAÍS. Es autor del libro El inconformismo de Koldo Saratxaga.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS