Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

500 personas marchan hasta cárcel de Carabanchel

Los manifestantes piden que se cierre el centro de internamiento de extranjeros de Aluche y que se abra un centro de estudios

Presos políticos del franquismo e inmigrantes protagonizaron ayer una marcha reivindicativa contra “la represión de ayer y de hoy” hasta el solar donde se ubicaba la cárcel de Carabanchel, cuya enfermería se reconvirtió en un centro de internamiento de extranjeros (CIE). Unas 500 personas, según las entidades organizadoras, revivieron el camino que en los años cuarenta del siglo XX tenían que hacer cada mañana y cada tarde los presos que construyeron la prisión a golpe de trabajos forzados.

Ayer, a paso tranquilo, la marcha tardó unos 50 minutos en completar el recorrido que hacían los internos entre la antigua cárcel de Santa Rita (convento reconvertido en prisión tras la Guerra Civil) y los terrenos donde se ubicaba el presidio, derribado en 2008 tras décadas de abandono. Reivindicaban convertir el CIE de Aluche, situado junto al solar de la cárcel, en un centro por la memoria que recuerde a los represaliados que pasaron años en el penal, así como la necesidad de llevar a los tribunales a “los torturadores y asesinos” de la dictadura española.

Así lo relató un participante, el periodista Manuel Blanco Chivite, miembro de la asociación La Comunica Presxs del Franquismo y que fue uno de los “miles y miles de inquilinos” de la cárcel de Carabanchel. Blanco fue detenido en 1975 y sentenciado a muerte como miembro del FRAP en uno de los últimos consejos de guerra del franquismo, pero finalmente se le conmutó la pena y quedó en libertad casi tres años después.

En la marcha también participaron varios inmigrantes, que exigen el cierre de este y otros CIEs por ser centros donde se violan los derechos humanos, así como que se reconozcan “plenos derechos” a estas personas.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram