El Liceo convoca 14 plazas de músicos para la orquesta

El director musical Josep Pons trabaja con la idea de que el coliseo tenga en 2017 una plantilla de 95 solistas

Ensayo de la orquesta del Liceo.
Ensayo de la orquesta del Liceo.

Más buenas noticias desde el Liceo. Primero fue Roger Guasch, director general del teatro, quien, antes de levantarse oficialmente el telón de la temporada con La traviata, lanzó un mensaje optimista: tras una profunda crisis, ha crecido ligeramente el número de abonos, que alcanzan la cifra de 16.291 después de cinco años de caída de público. Sigue su ejemplo el director musical, Josep Pons, que ayer, en la presentación del ciclo Beethoven que comienza el próximo sábado en el coliseo barcelonés, lanzó las campanas al vuelo al anunciar la convocatoria de 14 plazas de músicos en una nueva etapa que persigue la mejora de la calidad y el rendimiento laboral de la orquesta del Liceo. “El Plan Estratégico permite invertir en la calidad artística y un paso decisivo en la mejora de la orquesta es cubrir las plazas vacantes con músicos de la mayor calidad posible”, afirma Pons.

Quizá influenciado por la potencia avasalladora de Beethoven —el sábado (18 horas) dirigirá en el Liceo un programa que incluye el Concierto para piano núm. 5, Emperador, con Josep Colom como solista y la Séptima sinfonía—, Pons se mostró pletórico a la hora de pintar un futuro color de rosa en la vida de la formación liceista. “Hay que apartar las noticias negativas, la mejora de los cuerpos estables ha cambiado la situación gracias a un nuevo convenio laboral que es el más moderno del estado español, ya que permite mayor flexibilidad al contabilizar el trabajo por servicios y de manera individual, y no como antes, por horas y de manera colectiva, lo que disparaba los gastos”, explica con satisfacción.

Pons trabaja con la idea de que el Liceo pueda tener, de aquí al año 2017, una plantilla orquestal fija de 95 músicos para hacer frente a la actividad en óperas, conciertos, giras y festivales que prevé llevar a cabo en el marco del plan de mejora de la formación. El nuevo objetivo anunciado supone un significativo cambio tras años de reducción, despidos y readmisiones que han mermado la plantilla de la orquesta hasta dejarla actualmente en 69 músicos.

El anuncio supone un cambio, tras años de mermas en la plantilla del conjunto

La convocatoria para cubrir 14 plazas vacantes se anunciará públicamente a mediados de noviembre y las pruebas de selección se realizarán de enero a junio del 2015 en dos etapas: siete plazas para incorporase a la plantilla en la temporada 2015-2016 y otras siete para la temporada 2016-2017. Para afrontar este proceso, el teatro ha asignado una inversión de 417.000 euros en el ejercicio 2015-16 que el teatro puede afrontar con la previsión de más ingresos por la actividad de las masas estables, la flexibilización laboral que garantiza el nuevo convenio y el ahorro en la contratación de músicos externos para atender las necesidades de plantilla de las obras programadas.

La eliminación de privilegios y algunos complementos salariales, y la significativa rebaja de 300 euros a 150 en el complemento que cada músico recibía mensualmente en concepto de derechos por la actividad en grabaciones y transmisiones, abre un nuevo periodo que Pons saluda con entusiasmo. “Era un tema que no nos dejaba caminar y por fin se ha desbloqueado con la firma de un acuerdo de cesión por diez años de todos los derechos y para todos los formatos, lo que nos permite volver al mercado con garantías. Acabamos de grabar con Matthias Goerne un disco de lieder de Gustav Mahler orquestados por Luciano Berio y un sello tan potente como Deutsche Grammophon está interesado en trabajar con la orquesta del Liceo”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Pons asegura que en el proceso de selección de nuevos músicos es vital primar la calidad de los nuevos instrumentistas, porque lo que está en juego es “la calidad de la orquesta en los próximos 20 años”. Y piensa seguir el sistema de las mejores formaciones alemanas, que, además del nivel de virtuosismo y pulcritud técnica, conceden máxima importancia “a la capacidad de adaptarse e integrarse bien en el seno de la plantilla y en la dinámica de trabajo. Por tanto, los mejores candidatos se les invitará a trabajar con la orquesta por un periodo de tiempo para valorar su comportamiento y actitud en el trabajo”. De momento, la plantilla del coro, de 60 cantantes, no aumentará, aunque se mantiene el compromiso de cubrir las vacantes por jubilación.

El ciclo Beethoven continuará con la Novena sinfonía (27 y 28 de noviembre) en el marco del Memorial Pau Casals y el programa mundial La música contra el trabajo infantil, promovido por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), de la que Josep Pons ha sido nombrado colaborador especial. El tercer y último concierto consagrado a Beethoven tendrá lugar el 27 de marzo de 2015, con la pianista Alba Ventura como solista. La orquesta ofrecerá dos de los programas Beethoven en el Teatre-Auditori de Sant Cugat el 5 de diciembre y el 19 de marzo del próximo año.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS