Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidas dos figurantes de una rueda de reconocimiento

Las mujeres y la sospechosa acumulan 180 antecedentes y estaban en búsqueda captura

Un abogado de las comarcas de Girona ha facilitado notablemente el trabajo a los Mossos d’Esquadra. A la rueda de reconocimiento en la que participaba su cliente por haberle quitado las joyas a un comerciante de Palamós mientras le abrazaba, llevó a otras cuatro mujeres como figurantes. La policía averiguó que su clienta y dos de ellas acumulaban más de 180 antecedentes por robos y siete órdenes de detención. Las tres acabaron detenidas.

Según han informado los mossos, todo empezó el pasado 22 de junio cuando una chica rumana se abalanzó sobre un comerciante de Palamós para darle un efusivo abrazo. El hombre intentó apartarse, pero ya era tarde, le había despojado de todas las joyas que llevaba encima. El comerciante denunció el caso y la policía catalana inició una investigación para identificar a la joven.

Una vez recopilados todos los indicios, los investigadores pusieron toda la documentación a disposición del juzgado de Instrucción número 2 de la Bisbal d’Empordà y comunicaron el nombre de una posible autora. El pasado día 10 el juez ordenó que se hiciera una rueda de reconocimiento con la sospechosa en la comisaría de la Bisbal.

Y aquí empieza lo inverosímil del caso. La sospechosa se presentó en la comisaría con su abogado. Éste a su vez, llevó para participar en la rueda de reconocimiento a otras 4 mujeres como figurantes, todas ellas de la misma nacionalidad, de entre 18 y 29 años y apariencia similar. La víctima identificó a la joven que le había sustraído sus joyas y los mossos a ella y a otras dos de las figurantes.

Tras llevar a cabo las comprobaciones pertinentes, los agentes comprobaron que dos de las figurantes y la sospechosa acumulaban más de 180 antecedentes entre las tres y que pesaban sobre ellas siete órdenes de búsqueda y captura de diferentes juzgados por seis hurtos y un robo con violencia. Los agentes detuvieron a las tres mujeres y al día siguiente pasaron a disposición del juzgado de instrucción de guardia de la Bisbal d’Empordà, que las dejó en libertad a la espera de juicio.