Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una manifestación silenciosa reclama en Elgoibar la liberación de Otegi

Una nutrida representación de la izquierda 'abertzale' participa en la marcha

Manifestación celebrada este sábado en Elgoibar para reivindicar la puesta en libertad de Otegi y los otros cuatro condenados por el 'caso Bateragune'. Ampliar foto
Manifestación celebrada este sábado en Elgoibar para reivindicar la puesta en libertad de Otegi y los otros cuatro condenados por el 'caso Bateragune'. EFE

Unas 2.000 personas han pedido esta tarde en Elgoibar (Gipuzkoa) la libertad de Arnaldo Otegi en una manifestación en la que el portavoz de Sortu, Pernando Barrena, ha denunciado "la posición del Estado español" por ser "un obstáculo permanente a las ansias de paz" del pueblo vasco.

Representantes institucionales de Bildu y Amaiur, entre ellos el diputado general de Gipuzkoa, Martin Garitano; los diputados Rafa Larreina y Jon Iñarritu, y el europarlamentario Josu Juaristi, han tomado parte en la protesta, que ha recorrido la localidad natal de Arnaldo Otegi, tras dos pancartas en euskera, una con el lema Libertad para los cinco, portada por familiares de los condenados por el caso Bateragune, y otra en la que se podía leer La palabra y la decisión para Euskal Herria.

Una nutrida representación de la izquierda abertzale, integrada por Rufi Etxeberria, Hasier Arraiz, Laura Mintegi, Arantza Urkaregi y Maite Ubiria, junto a los abogados Jone Goirizalaia e Iñigo Iruin, ha secundado asimismo la marcha silenciosa, en la que ha participado el hijo del exportavoz de Batasuna, Hodei Otegi.

Pérez Esquibel  considera que el encarcelamiento por el 'caso Bateragune' "una ofensa a la humanidad".

El objetivo de la manifestación, cuya convocatoria contaba con la adhesión, entre otros, del expresidente del PSE Jesús Eguiguren y del premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, era reivindicar la puesta en libertad de Otegi y de los otros cuatro condenados por el caso Bateragune -Rafa Díez, Arkaitz Rodríguez, Miren Zabaleta y Sonia Jacinto-, al cumplirse cinco años de su encarcelamiento.

La protesta ha contado asimismo con la presencia de los máximos dirigentes de EA, Aralar y Alternatiba, Peio Urizar, Patxi Zabaleta y Oskar Matute, respectivamente, con la del diputado de ERC Joan Tardá,  y el exconsejero Javier Madrazo.

La exconsejera del PSE-EE Gemma Zabaleta también se ha trasladado esta tarde a Elgoibar para participar en la manifestación, en la que se encontraba el secretario general de ELA, Adolfo Muñoz, el dirigente de LAB Jabi Garnika, y el representante de CCOO Jesús Uzkudun.

La manifestación ha arrancado pasadas las cinco de la tarde de la plaza del pueblo, donde ha finalizado media hora después con un acto político en el que el portavoz de la plataforma La Izquierda, Luis Pérez, ha leído el comunicado hecho público ayer en el que Pérez Esquivel considera que lo que hace el Gobierno central con "Arnaldo Otegi y sus compañeros de cárcel", que se encuentran en prisión por el caso Bateragune, es "una ofensa a la humanidad".

Barrena reclama a los vascos una "posición de Estado" en apoyo al proceso de paz

Antes del arranque de la protesta, Pernando Barrena ha denunciado la actitud del Estado español que, a su juicio, ha decidido "ser un obstáculo permanente a las ansias de paz y libertad" del pueblo vasco. Ha recalcado que se trata de una "posición de Estado" y ha opinado que es "absolutamente necesario que los vascos también tengan una "posición de Estado en defensa del proceso de paz y de un mínimo democrático como es el derecho a decidir libremente su futuro".

El diputado de ERC Joan Tardá, ha criticado que "frente a aquellos líderes que se han comprometido con la paz y la reconciliación de todos los corazones y la solución de los conflictos por la vía democrática" el Gobierno español haya decidido "levantar la bandera de la venganza". Jon Iñarritu (Aralar) también ha denunciado la situación de los cinco condenados por Bateragune que, según ha recalcado, están encarcelados por "haber luchado por la paz" lo que supone "un caso sin igual que no se da en el mundo". El líder de Alternatiba, Oskar Matute, ha destacado que mantener a estos cinco condenados en prisión "no obedece más que a una estrategia puramente represiva y meramente vengativa del Gobierno español, que va en contra de lo que la sociedad vasca demanda de forma mayoritaria".