Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barça se suma al Pacto Nacional por el Derecho a Decidir

La carta se la ha hecho llegar el presidente del club, Josep Maria Bartomeu, a Rigol

Josep Maria Bartomeu, presidente del FC Barcelona. Ampliar foto
Josep Maria Bartomeu, presidente del FC Barcelona. DIARIO AS

El FC Barcelona ha explicitado por escrito su apoyo al Pacte Nacional pel Dret a Decidir. Así lo hace constar en una carta que el presidente azulgrana, Josep Maria Bartomeu, entregó al coordinador del Pacto, Joan Rigol. “El Barcelona expresó hace un año en palabras de su presidente su inequívoco apoyo al derecho a decidir ante la asamblea de compromisarios del 5 de octubre de 2013”, se lee en el documento, desvelado por Rac 1 y Catalunya Ràdio. "Sus palabras fueron [en boca de Sandro Rosell]: Estaremos siempre al lado de nuestro país y de la voluntad de su pueblo. Defendemos el derecho a decidir porque forma parte de los derechos fundamentales de las personas y de todos los pueblos”. “A lo largo de estos años hemos reiterado estas palabras en diverses ocasiones”, prosigue la nota. “A pesar de la solemnidad de esta declaración, que nos pareció suficientemente clara para manifestar nuestra posición en el proceso que está viviendo el pueblo de Cataluña, quiero reconfirmar nuestra adhesión al Pacto Nacional por el Derecho a Decidir”.

Rigol ha agradecido la carta del Barcelona con estas palabras: “Este gesto significa la implicación del Barça en las inquietudes y aspiraciones de gran parte de la sociedad catalana”, cosa que la entidad azulgrana “ha demostrado a lo largo de su historia”. La junta directiva barcelonista había aprobado en su reunión del pasado lunes trasladar al Pacto un documento en el que se expresara su posición favorable a que Cataluña pueda elegir libremente su futuro, sin necesidad de rubricarlo, dada la sensibilidad que provoca el proceso. Al final, sin embargo, ha optado por dar un paso más y se ha adherido al documento firmado por más de 3.500 entidades de Cataluña.

Los portavoces oficiales del Barça aseguran que el club no había recibido “ningún tipo de presión política” para rubricar el documento. Añaden que la directiva acordó explicitar su apoyo al Pacto después de constatar que quedaban dudas respecto a su posición por distintos comentarios periodísticos y por la iniciativa de un grupo de socios que recogían firmas para solicitar la adhesión de la entidad. Algunos compromisaros estaban dispuestos a que el asunto se tratara en la próxima asamblea de socios del día 18 de octubre. La presión, por tanto, fue mediática y social, no política, reiteran desde el Camp Nou. Así lo aclaró Carles Vilarrubí, vicepresidente institucional del Barcelona: "Se trataba de matar un tema recurrente donde la postura de la directiva ya quedó clara desde la asamblea de socios en la que se pronunció Rosell”.

Más información