Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gerente del PP de Madrid dimite por el escándalo de las tarjetas opacas

La renuncia de un vocal vecino del PP en la Junta de Arganzuela y de otro del PSOE en Vallecas eleva a 12 los exdirectivos de la entidad que han dejado sus cargos

Gutiérrez Moliner, a la derecha, ayuda a Aguirre a entrar en el coche tras declarar ante el juez en septiembre por su incidente de tráfico. Ampliar foto
Gutiérrez Moliner, a la derecha, ayuda a Aguirre a entrar en el coche tras declarar ante el juez en septiembre por su incidente de tráfico.

Beltrán Gutiérrez Moliner presentó la tarde del lunes su renuncia como gerente del PP de Madrid ante la gerencia nacional del Partido Popular. La dimisión se produjo cuatro días después de que la alcaldesa de la capital, Ana Botella, le destituyese el pasado jueves por la tarde como asesor del Consistorio al conocer que, en su etapa en Caja Madrid llegó a gastar 58.000 euros con la tarjeta en tres años (18.000 euros de media). El lunes por la mañana Ignacio González había reclamado “reacciones rápidas” para depurar las responsabilidades en un acto al que asistió la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. Fuentes del PP madrileño se habían desmarcado de la continuidad de Gutiérrez Moliner, subrayando que los gerentes regionales dependen de la dirección, que es quien les nombra y paga la nómina.

Al contrario de lo que ha hecho con el exgerente del PP autonómico, el PP estatal mantiene a Jorge Rabago Juan Aracil como responsable de telegenia de la dirección nacional del PP. Rabago gastó 8.000 euros con la tarjeta black (2.700 de promedio) de que dispuso como miembro de la Comisión de Control de Caja Madrid. Rabago es el esposo de María Isabel Martínez-Cubells, que ha sido concejal del Ayuntamiento de Madrid y exmiembro del Gabinete de Esperanza Aguirre.

El lunes por la tarde también presentó su dimisión José Nieto Antolinos como vocal vecino de la Junta de Arganzuela. Nieto, presidente del PP de Arganzuela, gastó 19.800 euros en dos años (9.900 de media) en su etapa como miembro de la Asamblea de Caja Madrid.

Otro vocal vecino, de Vallecas, salpicado por el escándalo de las tarjetas es el socialista Santiago Javier Sánchez Carlos. El antiguo miembro de la Comisión de Control de Caja Madrid empleó la visa por un total de 46.400 euros. Fuentes del PSM señalan que el viernes dimitió como secretario de Organización del partido en la agrupación de Puente de Vallecas. Esta mañana se ha tramitado el cese como vocal. La de Puente de Vallecas es una de las agrupaciones más importantes del PSM: Juan Barranco, exalcalde de Madrid y vicepresidente de la Asamblea de Madrid, y Maru Menéndez, secretaria de Organización de los socialistas madrileños, pertenecen a ella.

José Ricardo Martínez, que el viernes dimitió como secretario general de UGT Madrid, puesto que ocupaba desde 1996, ha anunciado que devolverá los 44.200 euros a cargo de la tarjeta de Caja Madrid que tuvo como consejero de la entidad. El sindicalista insistió en la "absoluta legalidad" de los gastos que realizó. Martínez sostiene que cuando entró en el Consejo de Administración de Caja Madrid manifestó que le parecía “más razonable” la justificación de los gastos mediante la presentación de facturas.

Unión, Progreso y Democracia, el único de los partidos representados en la Asamblea de Madrid que no se ha visto salpicado por el caso tarjetas, ha denunciado el "expolio vergonzoso" de CajaMadrid. Su portavoz, Luis de Velasco, pide una comisión de investigación y la comparecencia de responsables políticos y exconsejeros de Caja Madrid para esclarecer el "proceso de corrupción" en el que se "dilapidaron" 71 millones de euros en salarios en cuatro años y 15,5 millones con las tarjetas fantasma.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información