Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

González pide la “reacción rápida” de la justicia por las tarjetas opacas

Beltrán Gutiérrez continúa como gerente del PP de Madrid cuatro días después de que Botella le destituyese como asesor

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha reclamado la “reacción rápida” de la justicia para depurar las responsabilidades, “sea quien sea”, de los 86 exdirectivos de Caja Madrid que gastaron 15,5 millones de euros mediante el uso de tarjetas opacas sin control alguno. “Mi opinión es que situaciones así deben tener un tratamiento rápido. Los ciudadanos lo que esperan en tales casos, que generan un rechazo social y sirven para que esa sensación de alejamiento de la clase política por parte de los ciudadanos se acentúe, son reacciones rápidas, análisis e investigaciones profundas y la exigencia de responsabilidades a quien las tenga”, ha manifestado González en el Foro Nueva Economía, a raíz de una pregunta directa sobre la permanencia de Beltrán Gutiérrez Moliner como gerente del PP de Madrid. La alcaldesa de la capital, Ana Botella, le destituyó el pasado jueves por la tarde como asesor del Consistorio al trascender que había gastado 58.000 euros con la tarjeta black en tres años (18.000 euros de media).

González, que es desde abril de 2012 es secretario general del PP autonómico, ha matizado que no tiene capacidad para decidir sobre el gerente del partido en Madrid. “Soy partidario de actuar con contundencia en estas situaciones. No me gustaría que se eternizase en el tiempo… Dicho eso, esas personas no están dentro de mis responsabilidades, son trabajadores del partido. Si se demuestra irregularidades, no tengan duda que el partido tomará decisiones de manera inmediata”, ha puntualizado el barón popular. Fuentes del PP madrileño subrayan que los gerentes regionales son nombrados por la dirección nacional, que es quien les paga el sueldo. La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que ha acompañado a González en el acto, no ha aceptado preguntas.

El presidente regional fue el más rápido en reaccionar al escándalo de las visas. El jueves al mediodía destituyó a su director general de Economía, Pablo Abejas, que en su etapa en Caja Madrid gastó 246.700 euros. Abejas presidió la Comisión de Control de la entidad. González también forzó la dimisión de María Carmen Cafranga (175.200 euros) de la Fundación Obra Social y Monte de Piedad de Madrid. “Yo tomé las decisiones que podía tomar y pedí que dejaran sus responsabilidades. No hay ninguna presunción de culpabilidad, pero deben acreditar si sus conductas han sido correctas”, ha observado González. El portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, destacó el viernes que el presidente madrileño había reaccionado “muy rápido”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información