Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Comercio

El CES pide retirar el proyecto que liberaliza los horarios comerciales

El Consejo Económico y Social (CES) considera "inoportuno" ampliar las horas de apertura

Los comerciantes, los sindicatos y hasta el Gobierno vasco, que aplicó el decreto ley que lo regía a regañadientes, se han mostrado en contra de la liberalización de horarios comerciales en las capitales vascas. Ahora se les une también el Consejo Económico y Social (CES) vasco, que ha rechazado este viernes la tramitación de anteproyecto de la cuarta modificación de la Ley de actividad comercial, presentada por el Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno vasco, y que daba por bueno el establecimiento de zonas de gran afluencia turística en Bilbao o San Sebastián, donde los comercios no tuvieran límites horarios.

El CES solicita la retirada del texto legal propuesto y plantea que el Gobierno presente otra regulación, dado que considera "inapropiada e inoportuna" una ampliación de horarios y días de apertura (incluidos domingos y festivos). "Es discutible su impacto positivo en el consumo y en la creación de empleo", afirma. El sindicato CC OO se ha congratulado de la decisión del CES, compartida por numerosos colectivos de comerciantes que llevaron el pasado julio a evitar que Decathlon abriera en un domingo. "El margen a la interpretación es absoluto y con ello se da cabida a posibles arbitrariedades", ha advertido comisiones.

La modificación propuesta por el Gobierno vasco en este anteproyecto de ley trata de cumplir lo establecido en la ley estatal sobre horarios comerciales, que impone una declaración de Zona de Gran Afluencia Turística en aquellos municipios que superen un determinado umbral de población y de pernoctaciones, como es el caso de Bilbao o San Sebastián. En caso de no haber limitado una zona en un plazo señalado, el Gobierno central había amenazado con ampliar la liberalización a toda la ciudad. La modificación del Gobierno vasco lo restringía a las zonas de Abando-Indautxu-Garellano, el Casco Viejo y Deusto, en Bilbao y solo durante julio y agosto.

Parece el País Vasco seguirá siendo estandarte contra la liberalización de horarios, que es, a su vez, una de las grandes bazas históricas del Ayuntamiento de Bilbao, siempre a favor. La pelota está ahora en el Gobierno vasco y en Eroski, que anunció que se plantea abrir el 6 de diciembre, festivo por el día de la Constitución.