PARTIDOS

Urkullu se asegurará el Presupuesto si cumple el actual pacto con el PSE

Mendia admite su “desconfianza” y ambos serán interlocutores del acuerdo

Mendia y Urkullu, durante la reunión que mantuvieron ayer.
Mendia y Urkullu, durante la reunión que mantuvieron ayer. L. RICO

Iñigo Urkullu ya sabe desde ayer qué debe hacer para asegurarse la aprobación de los próximos Presupuestos, los segundos de su actual mandato. Idoia Mendia se lo explicó en el encuentro de dos horas y cinco minutos que mantuvieron en Vitoria y que abre la ronda de contactos del lehendakari con los grupos parlamentarios. La agilización de los acuerdos contemplados en el pacto de 2013 resume la exigencia socialista, en línea con la “desconfianza” expresada por Mendia el pasado jueves en el Parlamento vasco y que ayer mantuvo intacta.

Esta cita en Lehendakaritza, que proyecta un intencionado guiño de Urkullu con su socio preferente, permitió conocer, además, la coincidencia de PNV y PSE-EE en su preocupación por los sucesivos “ataques” del Gobierno central a la autonomía vasca. Mendia trasladó a Urkullu su apoyo para “impedir” que se “laminen” competencias del Estatuto de Gernika vía legislación básica. La reunión se produjo un día después de conocerse el recurso del Estado contra la OPE de la Ertzaintza.

Aunque también se habló de la exigencia de un mayor autogobierno y de la reforma constitucional, Mendia centró el temario en acotar el grado de complicidad de Urkullu hacia aquellos incumplimientos del pacto fijado por nacionalistas y socialistas hace más de un año. El lehendakari le despejó “toda duda” sobre su compromiso en el cumplimiento de los acuerdos pendientes. “Los acuerdos están para cumplirse”, dijo el lehendakari según fuentes conocedoras de la reunión “y además cree en lo que se firmó”.

Tensión con Quiroga

Pendiente de cerrar la fecha para su encuentro con el principal partido de la oposición en el Parlamento, EH Bildu, el lehendakari ha fijado con Arantza Quiroga, presidenta del PP vasco, su cita para el 8 de octubre, dentro de la ronda de contactos con los partidos políticos. Gorka Maneiro (UPyD) confirmó que su encuentro se ha cerrado para el 15 de octubre.

La reunión Urkullu-Quiroga viene precedida de un ambiente incómodo para ambas partes porque las relaciones distan mucho de ser cordiales desde el pasado verano. Ayer mismo, el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, reprochó al PP que “ha vuelto a fallar a Euskadi por medio de los presupuestos” del Estado y en esa línea reprochó que “nos gustaría saber qué le parece al PP vasco”, además de recordar el recurso del Gobierno central a la OPE de la Ertzaintza, que Ortuzar contextualizó “en la competición dentro del gobierno del PP”.

PNV y Urkullu coinciden en el objetivo de esta ronda de contactos, muy encaminada a un escenario de pactos, con los Presupuestos como referencia más inmediata

Pero Mendia no le cree del todo. Ahí radica su “desconfianza” porque el PSE-EE advierte en el PNV un “retraso intencionado” que refleja “poca voluntad” en afrontar algunos de los planteamientos que los socialistas entienden “claves” para la reactivación económica y el mantenimiento de los servicios públicos. “La relación es cordial”, admitieron fuentes de la secretaria general socialista, “pero hace falta que se empiecen a tomar decisiones”.

Quizá para rebajar este grado de desconfianza, Urkullu propuso a Mendia que ambos sean los futuros interlocutores en la revisión del acuerdo cuando hasta ahora existía una comisión de ambos partidos encargada del seguimiento, aunque nada se dijo ayer sobre su disolución.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En el supuesto de que el Gobierno vasco active los acuerdos ahora bloqueados, el Presupuesto 2015 tendría vía libre para su aprobación. Mendia, no obstante, instó al lehendakari a que “no se confíe” bajo la apariencia de que existe buena relación entre ambas partes. Así las cosas, la líder socialista evitó ayer cualquier referencia sobre la postura del PSE-EE en la negociación de los Presupuestos y prefirió “esperar” a “los hechos”.

Urkullu, consciente de que Mendia ha construido un mensaje de clara proyección social, también propició en el encuentro el debate sobre el sistema de bienestar. Fue entonces cuando abordaron el estado de situación del decreto sobre servicios sociales en el que trabaja el departamento de Juan Mari Aburto y el PSE-EE.

Ya en un contexto más político, Mendia recordó al lehendakari los plazos incumplidos respecto de la Ley Municipal y del proyecto sobre la actualización de la Ley de Territorios Históricos. Los socialistas detectan poco entusiasmo del PNV para modificar el actual marco jurídico y por eso Mendia anticipó a Urkullu que le presentarán su propuesta a corto plazo.

Y en el ámbito del autogobierno, dos miradas encontradas a partir de la única coincidencia que supone abordar toda futura iniciativa desde el consenso. Mendia pidió al lehendakari que se sumara a la iniciativa de reforma constitucional que plantea Pedro Sánchez “porque es el único cauce” y Urkullu le respondió que su objetivo pasa por la bilateralidad que encierra la soberanía compartida.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS